Español
Gamereactor
avances
Xcom: Enemy Within

Xcom: Enemy Within - impresiones EXALT

Tras la revelación en la Gamescom de los MEC y de los soldados modificados genéticamente, descubrimos la otra novedad, la sombría organización llamada EXALT.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

De vez en cuando todavía recuerdo las proezas de mis soldados en lo que fue mi primera vuelta a Xcom: Enemy Unknown (para el análisis de ahora hace un año). El apego que desarrollé con mis tropas se debió en gran parte a la inclusión de permamuerte y a la posibilidad de bautizar a mis agentes. Sin embargo, la verdadera conexión se reducía a que, con el tiempo, y a raíz de sobrevivir tras peligrosas misiones en primera línea de la batalla de la humanidad contra los usurpadores alienígenas, iba evolucionando a mis soldados mediante especializaciones y árboles de talentos, moldeándolos para convertirlos en una fuerza de combate que sirviera a mi propia y personal aproximación a las tácticas en el campo de batalla.

Y resulta que es en este preciso punto donde parece que Xcom: Enemy Within ha realizado los cambios más significativos, incorporando las unidades MEC y los soldados modificados genéticamente. Así, los jugadores contarán con aún más opciones en combate y aparecerán nuevas amenazas enemigas. Todos estos cambios estratégicos se detallaron en la pasada feria Gamescom (puedes leer nuestras primeras impresiones de entonces, con el juego recién anunciado). Pero por esto no es por lo que nos ha invitado 2K a sus oficinas. Nos hemos pasado para conocer algo más, una nueva capa de estrategia que se suma a la fórmula probada Xcom.

Su mayor ingrediente se llama EXALT, una organización aún más oscura y misteriosa que Xcom, que trabaja para entorpecer la batalla del jugador contra la invasión alien. No es que se confabulen con los hombrecillos grises, pero tampoco es que sean aliados. Su objetivo es interceptar tecnología alienígena antes de que los Xcom -tu gente- le echen el guante.

HQ
Publicidad:
Xcom: Enemy WithinXcom: Enemy Within

EXALT trabaja instalando células operativas en diversos países del mundo. Cuanto más alto está el nivel de dificultad, con más frecuencia estos adversarios humanos encontrarán grietas en tu blindaje, aprovechando debilidades, explotando las situaciones en su beneficio. Se unen al juego en el mes de mayo (aunque la fecha concreta depende también de la dificultad seleccionada por el jugador).

Las células se pueden localizar mediante escaneos sobre el mapa de mundo desde la Sala de Estrategia. Una vez aparecen, los jugadores deben seleccionar un soldado y enviarlo tras las líneas enemigas para extraer los datos relacionados con esta nueva amenaza. Cuando están destinados a estos encargos, si una nave enemiga aterriza y hace falta lidiar con ella, por supuesto el agente enviado a investigar a los EXALT no estará disponible para el combate.

Cuando transcurre la duración de la misión (el ejemplo que vimos duró seis días), depende del jugador afrontar una misión de extracción para sacar a su agente del peligro junto a toda la información recabada. Estas misiones vienen en dos modelos distintos. El primero es Recuperación de Datos, una variante de Rey de la Colina en la que los jugadores tienen primero que proteger un codificador que oculta la presencia de un transmisor de datos, rechazando oleadas de tropas EXALT. El enemigo necesita controlar el área que rodea al codificador durante tres turnos, y si fracasas a la hora de detenerle, la atención de ambas fuerzas se vuelve contra el transmisor.

Publicidad:
Xcom: Enemy Within

Luego hacen falta otros tres turnos de control dentro de los límites que cubren el transmisor para que las fuerzas EXALT se lleven la victoria, pero si puedes retenerlos y aguantar las oleadas de tropas atacantes (eliminándolas en el proceso), los datos están garantizados y ganas la partida.

Los jugadores pueden hacer que su vida sea mucho más fácil durante estas batallas aprovechando uno de los poderes otorgados al agente (quien se une al escuadrón de extracción durante la batalla, pero sólo con una pistola), por medio del cual pueden destruir transmisores enemigos y reducir su capacidad ofensiva. Desactivar estos puntos evita que las tropas EXALT empleen sus armas primarias durante un rato, aunque aun así pueden recurrir a las granadas (como descubrí en mis carnes).

El segundo modo que desafiará a los jugadores es Extracción, algo más sencillo. En estas misiones los jugadores deben simplemente desactivar dos de los susodichos transmisores y luego abrirse camino hasta la zona de extracción, todo mientras las oleadas de tropas EXALT aparecen por todos los flancos de los mapas, empeñadas en evitar que tu equipo escape. Si bien la amenaza de la 'permadeath' sigue acechando a tu escuadrón, son prescindibles hasta cierto punto, pero si cae tu operativo, la misión fracasa.

Lo que es más significativo, al menos desde la perspectiva de juego, es el hecho de que estos soldados EXALT son humanos, y en muchas cosas reflejan las mismas habilidades que tus propios soldados. El diseñador jefe Anada Gupta, cuya entrevista completa podrás leer pronto en Gamereactor, describe esta situación como "darles un poco de su propia medicina", al ver que un ataque repentino causó daños enormes sobre tres de mis tropas que acababa de agrupar juntas. Me machacaron en esa primera misión (en mi defensa diré que había, quizá arriesgadamente, elegido una misión muy difícil para empezar), pero por suerte quedaba tiempo para volver a probar. De hecho, tuve tiempo para afrontar hasta tres misiones más. Una de ellas colgó el juego y me devolvió al escritorio, aunque iba muy en cabeza, pero las otras dos salieron a pedir de boca y las completé sin problemas. Eso sí, perdí más tropas de las que me hubiera gustado, pero una vez más, tampoco eran mías, mías, así que estoy seguro de que habría tenido mucho más cuidado y las habría mimado al máximo si hubiera pasado tiempo desarrollando sus habilidades durante el transcurso de una campaña.

Xcom: Enemy Within

Esta especie de espejo táctico que Firaxis pone ante los jugadores presenta un reto muy diferente al de la amenaza alienígena. Los soldados EXALT luchan como una sola unidad y toman decisiones semejantes a las de los jugadores humanos, mientras que su arsenal de armas supone un rango diferente de desafíos a superar por parte de los jugadores. Aún no hemos tenido ocasión de ver cómo se "sienten" estas misiones cuando aparecen en medio de las escaramuzas anti-alien más tradicionales, pero sospechamos desde ya que propondrán un buen cambio de ritmo para los que estén viviendo una campaña completa. Aunque puede que los EXALT no puedan sacar provecho a la ingeniería genética de igual forma que los Xcom, sus tropas seguirán mejorando poco a poco durante la campaña. También hay que decir que en las misiones que jugamos, había una barbaridad de enemigos de este tipo. Lo que pueda faltarles a nivel individual lo compensan con el número. Llegan en escuadrones de tres, desde todas las esquinas de los mapas, de modo que los jugadores tienen que estar al loro y no dejarse flanquear por todos lados en las fases finales de las misiones.

"Los EXALT usan tácticas de escuadrón de forma distinta a los aliens", nos explica Gupta tras nuestra partida con esta expansión-renovación. "Estamos muy orgullosos de la IA de los EXALT, de cómo equilibran su objetivo con el de matarte. A veces ves a soldados EXALT pasando de oportunidades muy buenas para ir directamente a las zonas de objetivo. Usan los explosivos con mucho ingenio. Emplean humo defensivo. Sus francotiradores intentan alcanzar ventaja de altura. Emplean kits médicos para curar a otras unidades EXALT. A sus pesados les gusta usar el holo-apuntado al principio del turno. Creo que esa combinatoria de habilidades es algo nuevo sobre el comportamiento EXALT y que los jugadores disfrutarán lidiando con ello. Pero en cuanto a cómo se comportan los EXALT en la capa estratégica, está claro que son oportunistas, especialmente en un nivel alto de dificultad, cuando localizan lugares que... cuando deciden dónde colocar las células sin duda intentarán escoger esas localizaciones que son de máxima molestia".

Finalmente, otra novedad de calibre será la inyección de una colección de muchos mapas inéditos. Firaxis subestimó la cantidad de misiones que los jugadores eran capaces de afrontar en una campaña (pensaron en 25-30, pero es más bien 30-35), y los mapas se usaron en Enemy Unknown más de lo que les habría gustado, de modo que el estudio está trabajando en esto con un número de escenarios nuevos para que los jugadores batallen. En esta ocasión apostarán más por la cantidad que por la calidad, pero no digo esto en sentido negativo; simplemente reciclarán materiales para crear más lugares nuevos, en lugar de centrarse en generar decorados más diferenciados. Sinceramente no creo que sea un problema; la gran mayoría de los jugadores celebrarán que haya más mapas únicos, aunque a cambio tengan que soportar algo más de reciclaje.

Terminando con EXALT, cuando llegue el 'endgame' consistirá lógicamente en luchar contra sus avances, antes de derrotarlos y eliminar su base, aunque todavía queda por ver cómo se despliega esto en la campaña, y cómo encaja en la línea temporal. Por el camino serán como una espinita clavada, ejecutando misiones de Propaganda y Sabotaje contra nosotros. Son un grupo siniestro, y luchar contra ellos resulta un buen cambio de ritmo respecto a lo que acostumbramos. Si sumas la incorporación de pequeños ajustes como el botón "Hacer Ítemes Disponibles" (todos los objetos que llevan las tropas que no llevas en tu escuadrón actual se hacen disponibles, lo que deberá ahorrar mucho tiempo al equipar a tus soldados antes de la batalla) o los idiomas específicos de las tropas sobre el terreno (antes los soldados hablaban en el idioma del juego, ahora lo hacen en su lengua materna), obtendrás una expansión muy interesante. Y por supuesto están los nuevos MEC y los súper-soldados modificados genéticamente que vimos en Alemania y de los que no volvemos a hablar aquí. En general, los fans de Xcom y de los juegos de combate táctico deberían estar muy pendientes del ataque de Enemy Within justo en un mes.

Xcom: Enemy Within

Contenido relacionado

0
Xcom: Enemy WithinScore

Xcom: Enemy Within

ANÁLISIS. Autor: Kenneth Flage

La última expansión de Firaxis -también disponible como juego completo si no tienes la joya original- refresca Xcom con nuevas opciones tácticas y enemigos.

0
Xcom: Enemy Within - impresiones EXALT

Xcom: Enemy Within - impresiones EXALT

AVANCE. Autor: Mike Holmes

Tras la revelación en la Gamescom de los MEC y de los soldados modificados genéticamente, descubrimos la otra novedad, la sombría organización llamada EXALT.



Cargando más contenido