Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
artículos

6 consejos para mantener tu PC fresco en verano por 0 euros

Si tú sientes calor, imagina cómo están los circuitos de tu equipo en estas condiciones de temperaturas extremadamente elevadas.

El verano está siendo caluroso, especialmente en ciertas partes de España y de Europa que no están tan acostumbradas a temperaturas que en la meseta, el levante y el sur conocemos mejor. La tecnología sufre, y mucho, en estas condiciones porque a su calentamiento por funcionamiento se une la dificultad para disipar. Cuando el propio equipo no es suficiente, hay otras soluciones antes de decidir dejar de jugar o de meter el portátil en la nevera o en el congelador* para que se lleve una humedad que no se merece.

Estos son los consejos caseros de Gamereactor para refrigerar tu PC y en general cualquier aparato electrónico ante situaciones de calor extremo sin necesidad de gastarte ni un duro.


  1. Que corra el aire. ¿Hay algún objeto físico que esté obstruyendo el flujo de aire en el interior? ¿Están bien colocados los cables en el interior del equipo? ¿Están los cierres demasiado comprimidos? Recuerda que un poco de ruido en estos días es el menor de los problemas.

  2. Sin encajonamiento para evitar que recicle su aire recalentado. En muchas ocasiones tenemos la caja colocada en una mesa o mueble adaptado que encierra el bulto para que no se vea o en un rincón para que estorbe lo menos posible. Pero en estos días lo que necesita es respirar, estar lejos de cualquier obstrucción para que le llegue aire fresco y no se retroalimente del recalentado que suelan los ventiladores.

  3. O cámbialo de sitio. Si puedes, colócalo directamente en el suelo porque el aire más fresco está abajo y el caliente sube. O en un cuarto que tenga aire acondicionado, claro. Es bueno ponerlo en sitios ventilados, pero no cerca de las ventanas.

  4. Persianas bajadas y cortinas corridas. Lo de evitar que le dé el sol directo es de cajón, pero además es probable que en las horas centrales del día y a media tarde se esté mejor con las persianas bajadas casi del todo y las cortinas echadas para evitar que entre la flama desde la calle.

  5. Comparte tu ventilador. Estamos pensando en soluciones caseras que no requieran comprar nada y la última de todas es recurrir a tu propia refrigeración. Si estás usando un ventilador para no asarte tú mismo, puede que venga bien compartirlo un poco con tu equipo para que tenga ese poquito de aire extra en movimiento que fomente todos los puntos que hemos mencionado anteriormente.

  6. Baja el rendimiento. Siempre que no necesites apretarle más al equipo, utiliza una configuración de ahorro de energía y bajo rendimiento para que el uso de recursos sea el mínimo posible, que por jugar un rato con todas las especificaciones al mínimo no pasa nada. Optimiza también el brillo de la pantalla y recurre a temas oscuros, que la fuente la imagen es una fuente de calor que se nota en la cara.

Recuerda que utilizar un PC o cualquier tipo de equipo electrónico en situaciones de calor excesivo es arriesgarse a que se funda algún componente y quedarse sin él para siempre. Ciertos videojuegos. Llegado el caso, siempre tienes la solución más simple de todas: apaga el PC, deja que descanse y sal en busca de un remojón para ti en playas, ríos y piscinas, que tu cuerpo también sufre con las temperaturas altas y el calentón que te pegas a veces cuando no se da bien la partida, contribuye y mucho.

Y tú, ¿qué haces cuando aprieta el calor y quieres seguir jugando?

*Lo del congelador lo hablaremos otro día, pero no hay que tomárselo a broma. Sí es un remedio casero para reparar discos duros. A veces, cuando falla el brazo magnético, necesita contraerse y expandirse para recolocarse. Metes el disco en una bolsa y al congelador un día y al sacarlo puede que vuelva a funcionar.

Cargando más contenido