Español
Gamereactor
análisis
Death Stranding Director's Cut

Análisis de Death Stranding Director's Cut

El primer gran juego de Kojima Productions vuelve mejorado en PlayStation 5. Todavía más loco, todavía más especial que antes.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Vamos a hacer algo diferente. Te invito a escuchar esta canción y volver a este análisis. Si lo primero que te viene al oírla es un paseo y alguna lagrimita, entonces ya conoces perfectamente qué es Death Stranding y quieres saber qué te espera con esta edición extendida. Si no es así, entonces, te invito a leer nuestro análisis de Death Stranding en PS4 antes de seguir.

Death Stranding Director's Cut

Hideo Kojima ha vuelto con un juego previo a la pandemia, pero que ha ganado incluso más sentido después de estos dos años. Qué divisorio fue el primer título propio de Kojima Productions y qué inesperado fue el anuncio de Death Stranding: Director's Cut. Cuánto significado han ganado ambos.

En un día, la versión más completa de este juego llega a PlayStation 5 con todos los contenidos añadidos tras su lanzamiento, pero también con algunas novedades exclusivas para el nuevo hardware. Una revisión con un nombre que no termina de convencer al padre de la criatura, pero que deja todavía más claro de quién proviene por los añadidos que trae.

Siento decir que en este análisis no voy a desgranar todo el juego de cabo a rabo, de eso ya se encargó el Juan de 2019 al que podéis leer más arriba. Aquí toca centrarse en lo nuevo y en cómo puede cambiar la experiencia del juego. Porque lo hace.

Death Stranding Director's Cut

La Director's Cut de Death Stranding no se queda solo en un salto a los 60 fotogramas por segundo, la resolución ultrapanorámica o un mayor grado de detalle. Como ya contamos en su momento, añade alguna que otra nueva misión, desafíos extra, la opción de repetir combates contra jefes, minijuegos por aquí y por allá y una serie de nuevos elementos que son especialmente útiles para el jugador primerizo.

Uno no puede olvidar cómo fueron sus primeras horas en la piel de Sam Porter Bridges y cómo, entre bombazo y bombazo de información, se las tenía que ingeniar para poder recorrer lo que quedaba de Norteamérica intentando repartir paquetes. Aprender a moverse, familiarizarse con este mundo, con sus amenazas y con su orografía, sin duda era un reto, y lo sigue siendo, pero ahora es algo un poco más llevadero.

Para eso están las nuevas herramientas que se han introducido. La primera es una que tenemos tan interiorizada que la damos por sentado en cualquier título, pero que en PS4 necesitaba un repaso: los tutoriales. Ahora se han mejorado, pero también tienen como compañía una serie de misiones VR en un campo de tiro con el que puedes aprender a manejar mejor cada arma (aunque este no sea un juego especialmente pensado para usarlas) y, a la vez, quitarte el gusanillo de descargar plomo porque te apetece y para descargar un poco de adrenalina tras tanta tensión. Fuera no puedes hacerlo tan libremente, salvo que quieras llenar el mundo de cráteres.

Death Stranding Director's Cut

También ayudan el nuevo exoesqueleto, disponible antes durante la aventura principal, o incluso la nueva arma. Son añadidos que parecen pequeños pero que, en un juego en el que el desplazamiento y el transporte de cargas lo son absolutamente todo, hacen muchísimo. De hecho, derrumban el enorme muro de los primeros capítulos haciendo la experiencia más accesible y menos exigente.

Pero Death Stranding es un juego de conexión, de lazos entre personas. Su multijugador 'en diferido' está más presente que nunca y se potencia con nuevas estructuras que pueden construirse en esos sitios donde siempre hace falta una mano amiga. La nueva catapulta de carga, una vez mejorada, te quita un enorme peso de encima (literalmente) a la hora de superar zonas complicadas, los puentes quirales son perfectos para cubrir zanjas imposibles con la escalera de siempre. Y las rampas para vehículos, bueno... Digamos que con ellas me he podido quitar una espinita que tenía clavada cuando jugué al original en 2019.

Sigue siendo toda una gozada llegar a una zona especialmente abrupta y toparse con una cuerda amiga, o con cualquiera de estos mecanismos. Ahí siguen esos jugadores silenciosos que a veces reaccionan cuando saludas a grito pelado con Sam. Ahí sigue esa ayuda que viene de cualquier parte del mundo, recordándote que, aunque no lo parezcas no estás solo. La diferencia es que, ahora, hay más herramientas para ayudar y ser ayudado.

Death Stranding Director's Cut

¿Y qué más aporta PlayStation 5 a Death Stranding: Director's Cut? Además de una más que notable fluidez y unos tiempos de carga casi nulos, es imposible no hablar de la tecnología háptica y el DualSense, aunque aquí esperaba que Kojima Productions hubiera ido un par de pasos más lejos.

Es interesante notar cómo el declive cae sobre el chubasquero y cómo la carga hace que los gatillos L2 y R2 ofrezcan resistencia a la hora de equilibrar a Sam. No obstante, el efecto se nota realmente cuando la carga es mucha y, si llevas un exoesqueleto, apenas notarás la diferencia en tus dedos. Siendo uno de los detalles que más esperaba con el nuevo mando, lo cierto es que resulta ligeramente decepcionante, aunque perfectamente se puede retocar con alguna actualización

No es lo único que este corte del director trae bajo el brazo, y seguramente el que siguiera su anuncio sepa hacia dónde me dirijo ahora. El gran grueso del nuevo contenido incluido, o al menos lo que parecía ser el componente de peso, son las nuevas misiones que se desbloquean y que aportan un poco más de trasfondo al argumento. Giran en torno a un personaje muy concreto y requieren bastante ir y venir para poder seguir avanzando en ellas. Pero, realmente, no son algo especialmente jugoso ni sorprendente.

Los guiños en ellas a Metal Gear Solid son más que evidentes y, cuando ya te permiten adentrarte en ciertas instalaciones hasta el final, el juego lo hace invitándote a ser sigiloso cual Snake. Nada más lejos de la realidad. Antes las Mulas no eran capaces de plantar cara a una maleta bien lanzada, y ahora siguen sin serlo, y lo que podría ser un curioso desafío que explorara otra forma de jugar a Death Stranding se acaba quedando en una sesión de pilla-pilla a 'maletazo' limpio.

Death Stranding Director's Cut

No con esto quiero decir que sea un mal añadido, porque lo que cuenta y revela es bastante interesante, e integrado como parte de la historia principal te ayuda a ver las cosas con más perspectiva. El problema está en que el jugador que llega tras haber completado el juego original, importando la partida desde PlayStation 4, quizá pueda esperar mucho más de esto, cuando en realidad es un contenido que se puede superar en aproximadamente una hora, o menos.

Tampoco llega solo, de hecho, la pista de carreras que tienes que construir con tus propias manos, o recursos, es el último gran remate introducido por Kojima Productions. Poco voy a añadir a este respecto salvo que es lo más Kojima que tiene esta versión, al menos en su sentido más lúdico (recordad que una de sus ideas fue un minijuego de skateboarding para MGS 2: Substance). Introducir un circuito de carreras en el postapocalíptico mundo de Death Stranding resulta incluso normal con este bagaje. Y lo agradezco, porque es un cambio de ritmo total y una forma de dejar atrás toda la carga emocional que tiene la historia principal. Nada como unos minutos desenfadados derrapando o apurando curvas, o maldiciendo el control de los vehículos mientras repites carreras una y otra vez, para desconectar de tanta responsabilidad.

Con todo esto, lo que hace Death Stranding: Director's Cut es ser más juego todavía y redoblar en su lado más excéntrico. Sea al compás de Woodkid, que encabeza las nuevas canciones, o mientras escuchas a Sam tocando la harmónica mientras Lou se ríe en una cápsula modificada, esta nueva versión no hace más que mejorar la experiencia original. Suma, modifica y refina un experimento único para hacer de un videojuego especial algo todavía más inolvidable. Es algo que, desde luego, solo podía firmar Hideo Kojima.

Death Stranding Director's Cut
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Los contenidos extra hacen la experiencia más accesible. Los 60 fotogramas por segundo le sientan de fábula. Era un juego especial, ahora lo es más todavía.
-
Las nuevas misiones dan menos de lo que se esperaba. El DualSense no está del todo aprovechado.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.