Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

HaloLife is Strange 2Bioshock 4Guía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Jurassic World EvolutionFinal Fantasy VIIFIFA 20
Español
Portada
avances
Empire of Sin

Empire of Sin - primeras impresiones

Probamos un chupito de este juego táctico repleto de gánsteres y charlamos con la directora Brenda Romero.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Ya nos gustaba la premisa de Empire of Sin incluso antes de sentarnos a jugar con él, pues lo nuevo de Romero Games es como un licor preparado mediante una esencia de juego táctico basado en múltiples sistemas y luego aderezado con cantidad de ingredientes que sinceramente nos encantan. Es verdad que nos engatusaron con el concepto promocional de "un Xcom en la Chicago de la Ley seca" y más aún cuando hablamos con un entusiasmado John Romero. Nos quedamos cortos al decir que estábamos más que deseosos por probar este juego.

Antes de que nos enganchásemos a la demo de la Gamescom dentro de una cabina abarrotada en Colonia, tuvimos la oportunidad de hablar con la principal responsable del proyecto, Brenda Romero, quien nos contó su visión de Empire of Sin además de revelarnos algunas de sus experiencias más anecdóticas al jugar con este juego (puedes ver la entrevista más abajo). Sin embargo, no puedes opinar sobre algo sin antes probarlo, así que no podíamos esperar a sumergirnos en este brebaje táctico.

La demo nos ofrecía la posibilidad de elegir entre varios personajes, aunque no pudimos resistirnos al gánster que, en muchos aspectos, definió esa época, el único e incomparable (además de infame) Alphonse Gabriel Capone, más conocido como Al Capone. Capone fue un líder criminal despiadado que cometió incontables delitos cuando al Gobierno norteamericano se le ocurrió la brillante idea de prohibir el alcohol. Esta decisión de ilegalizar la bebida solo la marginalizó, y hombres como Capone explotaron esta situación para sacar el mayor provecho. Empire of Sin es un juego que explora este periodo tan fascinante como sangriento de la historia norteamericana.

Casi desde el principio, nuestro secuaz controlado por la IA ya había reclutado seguidores: María, una asesina temible, y un matón fortachón (al que irónicamente sus socios llaman Baby). Con este dúo dinámico como escoltas, ya era hora de causar problemas en Little Italy.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Liarla en Empire of Sin implica tomas de poder hostiles y la expansión violenta de tu red criminal. Hay muchos personajes con los que hablar, tanto en las calles como en los bares clandestinos de la ciudad. Como dijo Capone: "Consigues más con unas palabras amables y un arma cargada que con solo unas palabras amables". Y es verdad que aquí, el elemento indispensable para persuadir a tus colegas mafiosos para que te cedan el control de sus establecimientos es un arma bien cargada.

Puedes observar cómo se desarrolla la acción desde arriba, ya sea mirando hacia abajo a los escenarios interiores y exteriores o alejándote para obtener una visión general de toda la ciudad y de sus distritos. Así consigues rastrear a tus unidades mientras recorren la ciudad, y puedes desplazarte para acercarte y alejarte con facilidad (creemos que el objetivo era hacer que el cambio de vista de la calle a la ciudad fuese impoluto, pero algunas veces la acción se interrumpía por una pantalla de carga). También puedes enviar a tu patrulla a los diversos objetivos de toda la ciudad.

La mayoría de nuestros objetivos eran destilerías y bares, claro. Nuestro equipo de tres entraba en un edificio y empezaba una pelea con los gánsteres que hacían guardia dentro. No visitamos más bares después de la zona inicial, así que no podemos opinar sobre su variedad. Lo que sí podemos decir es que, después de jugar una hora en Little Italy, los escenarios empezaban a ser repetitivos, igual que el ritmo de las batallas, aunque es posible que adaptaran la demo al modo "fácil para periodistas" y un poco más de enredo nos hubiese impedido emplear la táctica de fuerza bruta que funcionó de mil maravillas durante nuestra sesión.

Empire of SinEmpire of Sin

Todos los bares y destilerías se parecían bastante, los combates no nos asombraron de lo predecibles que eran, por lo que esperamos que haya más variedad en cuanto visitemos más distritos. Cabe mencionar que hay flexibilidad sobre cómo puedes afrontar cada enfrentamiento, ya que puedes recoger (y comprar) armas nuevas para tu banda y, en un estilo similar a Xcom, hay disponible una mezcla de ataques básicos con armas y granadas, además de unos cuantos ataques especiales. Resaltamos la habilidad de Capone de tumbarse en el suelo y disparar con su Tommy en un ángulo considerable, abatiendo a cualquiera que se cruce en su camino.

Los personajes se turnan gastando un número limitado de puntos de acción al moverse y atacar en un escenario en cuadrícula. El personaje con mayor iniciativa decide el orden de los turnos (lo que significa que Al siempre era el primero), luego solo tienes que ponerte a cubierto y eliminar a los enemigos con los artilugios que tengas al alcance. Puedes desplazarte por los objetivos que tengas cerca y así ver la probabilidad de un ataque exitoso. En general, la interfaz de usuario es sencilla y fácil de entender, especialmente para los entendidos en Xcom (vale, también podéis probar los que jugasteis a Mario + Rabbids.

En algunas batallas, puede que te enfrentes a un enemigo con nombre propio. Suelen acabar en arremetida final en la que tienes la opción de perdonarle la vida a tu oponente o cortarle la garganta. También presenciamos en la demo una parte más "relajada" en la que hablábamos con el jede rival de un territorio al que habíamos echado el ojo. Teníamos la opción de dejarle en paz o pelear con él, y aunque en estos momentos nuestro rival está durmiendo con los peces, nos encantaría saber qué pasa si elegimos una vía más diplomática.

Empire of SinEmpire of Sin

Hay muchas cosas interesantes que ocurren en el barrio, como misiones secundarias de transeúntes (conocimos a un señor que estaba destilando una cerveza tan fuerte que le había dejado ciego temporalmente, y por supuesto que financiamos su iniciativa) o la relación creciente entre los miembros de la banda. En la demo, uno de los personajes se enamoró de otro, lo que aportó una nueva dinámica muy interesante a la acción, aunque luego avanzó a velocidad de la luz y estropeó la dinámica. Con suerte y con más espacio para desarrollarse, estas relaciones de tres serán algo más natural y significativo.

Una vez que te hayas ganado el control de una base enemiga, puedes adaptarla a tus necesidades convirtiendo el local en un casino, un bar, una destilería o incluso un burdel. Después de esta elección, puedes decidir si utilizar el dinero ganado para mejorar tus establecimientos para así atraer a la mayor cantidad de clientes posible mientras tomas decisiones que asociarías con ser jefe de una banda. Un ejemplo de este tipo de decisiones fue tener que elegir si perdonar a un sargento de la policía que no paraba de perder dinero en nuestro casino y que, según parece, nuestra decisión de hacerle pagar todo lo que nos debía tendría consecuencias en un futuro, aunque no llegamos a verlas durante la demo.

La banda sonora de jazz y fusión nos fascinó y no pudimos resistirnos, al poco rato estábamos chasqueando los dedos a su ritmo. Los gráficos no se quedan atrás, tienen carácter y son increíblemente detallados. Dicho esto, esta primera versión aún tenía bordes sin pulir. Dado que es un proyecto en marcha, es entendible que no estuviese completamente pulido desde una perspectiva técnica, además de que algunas veces parecía que nuestros clics no respondían por un ligero retraso en pantalla entre el momento de selección y el resultado, sin decir la de veces que perdimos tiempo con los errores que surgían cuando intentábamos que nuestra banda hiciera lo que nosotros queríamos. En resumen, a veces era un poco engorroso y aún queda trabajo por hacer para optimizar la experiencia del jugador.

De hecho, y en general, estos comentarios valen para la mayoría de juegos que vimos y jugamos en Colonia. Empire of Sin representa un brebaje de buenas ideas aderezado con una temática singular, y aun así parece que cojea un poco y es repetitiva en algunas ocasiones basándonos en la hora que pasamos jugando. Sin embargo, el juego no se publicará hasta primavera del año que viene, por lo que tienen tiempo de sobra para añadir más variedad y pulir los detalles y equilibrar el ritmo general del juego. Si Romeo Games puede hacerlo, ya lo vamos reservando para 2020. Estamos deseando que Empire of Sin resulte ser tan bueno como su esencia embriagadora sugiere que será.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido