Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
artículos
God of War

Juegos del Año 2018: Mejor Historia / Narrativa

Nos gusta jugar, a veces solo por usar nuestros reflejos, otras por nuestra cabeza y otra para que nos cuenten algo que nos haga sentir, pensar u odiar, como estos cinco títulos.

  • Texto: Redacción
Facebook
TwitterReddit

5. Forgotton Anne

La rebeldía es una sentimiento natural contra un destino o imposición que consideras injusto. Un sentimiento muy humano que tal vez podría tener también reflejo en algunas cosas si estas llegaran a notar cómo las tratamos. El punto de partida de Forgotton Anne es la vida de los objetos cuando quedan inservibles y nos los quitamos de encima. Una condena al olvido y a la destrucción que ha quedado reflejada en los Forgotlings. A través de los ojos de la protagonista, esta aventura nos permite entender su frustración mientras nos entretiene con su ritmo endiablado y con un apartado visual que parece más una película animada que un videojuego.

God of War

4. The Council

Es probable que cuanto te cuenten que te vas a tener que meter a resolver un misterio en un thriller que mezcla a personajes históricos como George Washington o Napoleón Bonaparte junto a otros desconocidos en una isla, lo primero que se te pase por la cabeza es que será una ida de olla. Pero The Council nos ha enseñado dos cosas: primero, que se puede contar una historia de intriga con ingredientes que parecen no pegar. Y, segundo, que con un gran esquema de ramificaciones y un buen sistema de conexiones, conversaciones y habilidades RPG, además puedes lograr que el jugador se sienta dueño de esta historia. Nos enganchó con su primer capítulo y justo para fin de año ha llegado el último.

God of War

3. Detroit: Become Human

Volvemos a premiar la rebelión, pero en este caso una más común, la de las máquinas. Quantic Dream es uno de los equipos que mejor ha tratado las aventuras narrativas de toma de decisiones y este año se ha plantado con la que para mucho es la mejor que jamás han hecho, en exclusiva en PS4. Nos ha gustado el argumento general del título, avistando esa distopía en la que deje de cumplirse la primera ley de la robótica.

Y también nos ha gustado la forma en la que ha ido construyendo cada arco, cada historia y cada situación. Detroit: Become Human es un juego con instantes perfectamente divisibles y también perfectamente coaligados a los que preceden y a los que siguen en su orden temporal. Así logra que cada escena tenga fuerza y garra, aunque en demasiadas ocasiones sea por culpa de la crueldad que acecha en este futuro con androides capaces de pensar y sentir.

God of War

2. Return of the Obra Dinn

Lucas Pope confesó una vez lanzado el juego: que acabarlo había sido un calvario. Este genio, que nos maravilló ya una vez con su manejo de la narrativa simplificada con un título como Papers, Please, ha vuelto con un trabajo mucho más complejo en el que ha logrado coordinar la vida y la muerte de 60 personas sin traicionar a la intriga y sin dejar prácticamente ningún fallo en relato. Pensó en incluir 80 personajes, pero se dio cuenta que eran demasiados. No te preocupes, Lucas, nos encanta tal y como está.

Return of the Obra Dinn es un viaje en el barco del tiempo tratando de descubrir qué catástrofe ha podido ocurrir para que toda la tripulación resultase muerta. Una a uno, el jugador va descubriendo quiénes eran o cómo fallecieron gracias a un reloj especial que le permite volver al momento clave de cada fallecimiento. Pero no en orden cronológico, y ahí es donde está la magia de esta propuesta única. Hay que tirar del hilo, probablemente el más largo de los videojuegos.

God of War

1. God of War

¿Otra vez tú, chico? Primer galardón en estos Premios Gamereactor para un God of War que nos ha maravillado por tantas cosas. Puede tener algo que ver que en la redacción tenemos ya esa edad, pero la relación entre Kratos, Atreus y la difunta madre del muchacho como hilo conductor de todas estas aventuras es fascinante.

Si te metes hasta dentro en el trabajo de Sony Santa Mónica eres capaz de apreciar el carrusel de emociones por el que está pasando cada personaje durante el viaje. No es fácil ser un chaval que se acaba de quedar huérfano y, de repente, descubre que su vida es mucho más compleja de lo que jamás habría imaginado. Pero tampoco es fácil ser padre cuanto tienes detrás de ti tantas guerras, tanta sangre y tanto odio. Los vínculos familiares son el auténtico eje de esta trama, reflotando una y otra vez en cada uno de los personajes, también antagonistas y secundarios.

Larga vida a los juegos para un solo jugador, a sus historias y fantasías, propulsoras de viajes apasionantes a los que jamás vamos a renunciar. Por eso recibe este Premio Juego del Año a Mejor Historia / Narrativa de Gamereactor.

God of War