Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

HaloLife is Strange 2Bioshock 4Guía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Jurassic World EvolutionFinal Fantasy VIIFIFA 20
Español
Portada
artículos

Probamos el shooter competitivo VR y pies libres de Zero Latency

Sol Raiders es su primer set de mapas competitivos por equipos con libertad de movimientos en el espacio de Realidad Virtual.

Probamos el shooter competitivo VR y pies libres de Zero Latency

En los viejos tiempos, cuando no teníamos un PC en condiciones para jugar o no había buena línea de internet, nos íbamos al cibercafé a competir contra amigos y desconocidos. Ese concepto ha vuelto en los últimos años con la Realidad Virtual, aunque sea a pequeña escala. Han aparecido multitud de espacios en los que jugar y vivir experiencias VR por tiempo limitado usando equipos que no tenemos en en casa. De la variada oferta que hay en la zona de Madrid, hemos ido a probar la última propuesta de la empresa Zero Latency, que estrena nuevo juego pensando en el multijugador competitivo, Sol Raiders.

La seña de identidad de esta compañía es que no ofrece headset y juegos estándar para alquilar en un pequeño espacio como la zona sensible de HTC Vive, sino que ofrece unas experiencias multijugador originales en las que hay que moverse libremente y sin parar por un espacio real. En el caso de Madrid (también en Terrasa), una nave diáfana de 200 metros cuadrados se transforma, cuando te colocas el equipo y las gafas, en varios mundos futuristas demarcados por paredes ficticias que tu personaje no puede atravesar por mucho que camines.

El hardware es bastante sencillo. Una mochila con el equipo de procesado que no pesa demasiado y se olvida rápido. Un arma de plástico con sensores de reconocimiento de posición grande y de peso suficiente como para que se sienta realista y no como un juguete, que permite recargar y ver estadísticas. Y un casco VR Razer OSVR HDK2 personalizado que es cómodo y tiene calidad -aunque no la exprima al máximo-, que se complementa con un headset normalito, esencial para comunicarse con los compañeros. Con todo puesto ni es incómodo ni es pesado, y permite moverse con libertad, que es lo importante en este tipo de vivencias.

Probamos el shooter competitivo VR y pies libres de Zero Latency

Hace tiempo que Zero Latency está funcionando en Madrid y en otras ciudades de todo el mundo con juegos de supervivencia entre zombis, viajes espaciales y puzles de fantasía. El motivo de la convocatoria era conocer el shooter de androides Sol Raiders que acaba de estrenarse este mismo fin de semana. Lo que marca la diferencia es que, por primera vez, los jugadores no trabajan todos juntos, sino que se dividen por equipos para competir. Naranjas y azules, hasta cuatro personas en cada uno, separados por el centro de cada escenario.

En nuestro dos contra dos probamos primero el mapa Estación de turbinas, en el que el objetivo final no es matar a los rivales sino mover una esfera flotante hasta la base de los enemigos. Porque tu arma sirve para matar, con disparos ilimitados de fusil o con la función de escopeta si se usa la recarga. Los diseñadores de software han pensado que la forma de hacerlo más estratégico era acompañar los tiroteos con esa tarea extra que implica a todo el equipo, y lo cierto es que funciona, sobre todo si hay comunicación entre los participantes, porque uno se puede encargar de mover la esfera y el resto de protegerlo. No nos resultó tan fácil a nosotros por falta de charla y también por algo de puntería, porque los disparos a la cabeza son más efectivos que en el resto del cuerpo.

Si algo aprendimos rápido es que hay que moverse mucho y con energía (pero sin tirarse al suelo, que está prohibido), usar bien las coberturas y no ir a lo loco. Esta fase y todas las demás son de tamaño pequeño, aunque adecuado para que el espacio físico que ofrecen sea de sobra y no tener que preocuparse por chocarse con quienes no ves físicamente, solo representados por avatares. Salir, recorrer pasillos, ir a por el objetivo, y en cuanto te aticen, volver al punto inicial, que es la zona de respawn.

Nuestra pantalla favorita fue Fuselaje oscuro, la segunda, porque es un espacio de micropasillos en con multitud de puertas que hay que abrir con un solo disparo, en el que el objetivo es capturar unas balizas que van cambiando de sitio. Es como el laberinto del chinotauro de humor amarillo en versión VR, en el puedes defenderte si consigues ver a tu enemigo antes que él a ti. Y la tercera es la más elaborada, Cañón minero, pues hay que tomar un ascensor de la base a la zona de enfrentamientos, en la que está esperando la esfera del principio. El espacio de combate parece demasiado pequeño, aunque nos enteramos tarde que hay una planta oculta a la que subirse para colocarse de francotirador.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Sol Raiders está ambientado en un mundo futurista con tonos pálidos en el que los personajes son robots. El estilo visual es muy adecuado para esta sensaciones, y aprobamos no utilizar avatares humanos para un combate tan real. El rendimiento y la respuesta de los aparatos es bastante rápida, con lag bajo (sin llegar a cero) y fácil de compensar por tu cuenta, así que sirve como shooter pasatiempos. En conjunto, es suficiente en presentación, aunque pide un poco más de resolución de imagen.

Tenemos que mencionar también la buena experiencia en cuanto a seguridad y mareos. El headset VR y la fluidez de las imágenes tienen calidad suficiente como para que no haya sensación de nauseas, algo más fácil de evitar cuando hay movimiento real y virtual combinado. Y no hay mucho riesgo de chocar con otras personas o contras las paredes reales si nadie va a lo loco gracias a los múltiples avisos pop que se sobreponen en la pantalla en caso de riesgo.

Si algo nos ha dejado contrariados es que la partida se nos ha hecho corta. Este trío de misiones dura menos de diez minutos cada una, así que te quedas con ganas de más, y por casi 40 euros por persona no es como para estar repitiendo todos los días. Zero Latency debería plantearse alargar un poco más su duración para aumentar la satisfacción de los usuarios. Porque Sol Raiders funciona bien en cuanto le coges el truco: es muy dinámico por el pequeño tamaño de los niveles, es eficiente en calidad, comodidad y respuesta del hardware, y es divertido si te picas a conseguir buenas puntuaciones.

La Realidad Virtual tiene muchas formas y la de movimiento total con pies libres, que es la que más pega para los shooters, va superando sus límites.

Probamos el shooter competitivo VR y pies libres de Zero Latency


Cargando más contenido