Español
Gamereactor
artículos
I am Setsuna

Revisitando I am Setsuna en Nintendo Switch

Volvemos a este JRPG de corte tradicional de Square Enix para comprobar si ha mejorado o empeorado con el cambio de plataforma.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Square Enix nos trae de nuevo una pequeña propuesta con sabor añejo, que se disfruta mucho si se es amante del género en Nintendo Switch con su modo portátil. I am Setsuna es un JRPG que sigue los patrones de los grandes clásicos; aunque quizás demasiado la senda marcada por los gigantes del género y se arriesgue poco a introducir nuevas mejoras o retos que puedan hacerlo más atractivo en esta generación.

Aún así, es un añadido muy interesante al catálogo inicial de Switch. No ha aterrizado con ningún cambio ni contenido exclusivo, aunque llegará. Square Enix ha anunciado un parche gratuito que incluye un modo batalla online en el que enfrentarse a los personajes de otros jugadores, parece que sin la necesidad de que ellos estén conectados. De momento no hemos podido verlo en movimiento para saber más, pero será solo de esta versión.

Visualmente, es una evolución del sistema cenital que veíamos en grandes exponentes del género en Súper Nintendo y Mega Drive; hermoso, pero no sorprende a estas alturas. Corre a 1080p en modo sobremesa con gráfico idénticos a los de PS4 y menos fluidez. En la pantalla de Nintendo Switch se ve de escándalo a pesar de bajar a resolución 720p, pero por la condensación de píxeles por pulgada da la sensación de funcionar mejor en el modo portátil. Más por lo contenido de su propuesta gráfica, que por rendimiento. Por cierto, aunque algunos usuarios han experimentado bajones de frame rate relacionados con el problema de Switch con algunas redes WiFi, en nuestro caso no hemos experimentado ni los problemas del WiFi, ni bajones de rendimiento.

Publicidad:
I am Setsuna
I am SetsunaI am Setsuna

Jugablemente I am Setsuna utiliza el sistema de combate de Crono Trigger. Encontramos a los enemigos mientras exploramos los mapas, si nos tocan o los tocamos comienza la batalla en el propio escenario con la disposición que tengamos al encontrarnos con ellos. Si somos nosotros quienes iniciamos el combate, pillando por la espalda a los rivales, contaremos con una ventaja inicial ya que podremos atacar primero. Cuando se llene nuestra barra de acción podremos actuar con nuestro personaje, o esperar a que se llene el medidor de Momentum. Los comandos disponibles son los clásicos del género, pudiendo realizar ataques comunes, magias que consumen HP (llamadas Techs en este juego), o utilizando ítems. Mientras combatimos, se llena nuestro indicador de Momentum (esperando con la barra de acción llena, cuando hacemos o recibimos daño y usando Tech), y una vez lleno podremos acumular puntos de Momentum (hasta llegar a 3). Si cuando realizamos un ataque o magia pulsamos el botón el botón Y en el momento indicado liberaremos el Momentum consiguiendo variados efectos; normalmente un incremento de daño o un Flux añadido si lo hacemos con una Tech y con un Talismán adecuado equipado. De esta manera, podemos mejorar nuestras magias aprovechando el sistema de combate.

Durante los combates, en función de cómo eliminemos a los enemigos (ataques básicos, ataques mágicos, ataques de Momentum o que les quiten exactamente la vida que les resta...) conseguiremos materiales que podremos vender al gremio para conseguir nuevas Spirititas (nuevas magias). Durante nuestras explotaciones por los mareados, encontraremos cofres (algunos cerrados al inicio de la aventura), y objetos "tirados" por el mapa. Podremos comprar o conseguir nuevas armas para nuestros personajes (armaduras no). También obtendremos minerales con los que mejorar nuestras armas.

Publicidad:

La historia de I am Setsuna evoca en todo momento las sensaciones que obteníamos en muchos de los más valorados JRPG de la mejor Squaresoft. Ya sea la escena de la introducción, con la cámara tras nuestro personaje mientras camina por la nieve, o el propio leitmotiv del juego, el peregrinaje ritual de un sacrificio para salvaguardar al mundo de manera temporal. Todos ellos nos traen a la memoria historias y momentos vividos con la saga Final Fantasy. Desgraciadamente, todo el juego nos llega en inglés; y aunque no se use un lenguaje específicamente complejo, es una barrera para muchos jugadores.

I am Setsuna
I am SetsunaI am SetsunaI am Setsuna

Durante el peregrinaje, podremos reclutar a gente hasta tener siete personajes, aunque siempre combatiremos con solo tres de ellos. Cada uno tendrá sus propias magias y ataques elementales. Así mismo, iremos consiguiendo ataques Combo más poderosos si conseguimos esperar hasta tener la barra correspondiente completa.

En general, estamos ante una propuesta que se ciñe mucho a los cánones clásicos de los JRPG, trayéndonos una historia y personajes que nos hacen recordar las grandes aventuras vividas; pero que no se atreve a actualizar la fórmula, como si lo ha hecho la saga Bravery Default u otros juegos que también apuestan por la nostalgia. Adicionalmente, nos encontramos con un título que, pese a estar dirigido a un público muy nicho, no ofrece un reto a la altura de un jugador experimentado en el género. Si utilizamos todas las herramientas que el juego pone a nuestra disposición, la aventura será muy poco exigente. Hay un lugar oculto cerca del final del juego donde se nos ofrece la oportunidad de incrementar el nivel de los enemigos para que sí supongan un reto; quizás un poco tarde, pero al menos tenemos esa opción.

Un buen juego que rinde un justo homenaje a las grandes sagas del género, quizás le falto tomar algunos riesgos; pero la opción de poder jugarlo de modo portátil nos presenta en la versión de Nintendo Switch, la mejor versión del juego hasta la fecha.

HQ
I am Setsuna

Contenido relacionado

I am SetsunaScore

I am Setsuna

ANÁLISIS. Autor: Kieran Harris

En este RPG invernal hay algo que brilla más que la nostalgia que transmite.



Cargando más contenido