Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
artículos

Samsung Galaxy Z Flip - primeras impresiones

Hemos tenido el Z Flip en la oficina, toda una curiosidad con la que nos ha encantado enredar y aprender.

Antes de empezar, queremos comentar que estas solo son nuestras primeras impresiones del Z Flip, el nuevo móvil de Samsung, y que después de este avance escribiremos una reseña más detallada. No dudéis en preguntarnos cualquier cosa sobre nuestra experiencia y sobre el teléfono en general; intentaremos responderlas en el análisis y en los vídeos que están de camino.

Recibimos con ilusión el Samsung Galaxy Fold del año pasado y, al contrario que algunos críticos, nos dio la sensación de que incluso si uno compraba el teléfono para estar a la vanguardia de la tecnología y, por lo tanto, hacía de conejillo de indias de esta novedad de las pantallas flexibles, seguía siendo un móvil fantástico: funcional, versátil y eficiente.

Al parecer, el Fold también ha sido un éxito para Samsung. Tanto es así que el gigante coreano da otro paso más; y ese paso se llama Galaxy Z Flip. Puede que el nombre no tenga mucho gancho, pero el aparato parece apuntar a un gran avance en la normalización y, en consecuencia, la mejoría en la calidad de las pantallas plegables. Mientras que el Fold se utilizó para presentarnos una categoría de productos completamente nueva, con el nuevo modelo nos reencontramos con una que creíamos que estaba perdida: la de los teléfonos plegables.

Samsung Galaxy Z Flip - primeras impresiones

Pero no es un móvil de concha de hace 15 años. Como el Z Flip se cierra sobre sí mismo, en la parte exterior tiene un pequeño display, mientras que la experiencia principal se obtiene al abrir el teléfono con una mano o con las dos. Vale, sí, como en los viejos tiempos. Es una sensación muy buen y eso que probablemente no haya ningún beneficio funcional en colgar cerrando el móvil, pero la satisfacción de hacerlo así es, simplemente, increíble.

El Galaxy Z Flip se ha diseñado para aquellos que piensen que los móviles se han vuelto demasiado grandes. Los tamaños de las pantallas van aumentando más y más cada vez que se lanza un nuevo smartphone al mercado y los tiempos en los que un teléfono plegable cabía en un bolsillo parecen ya cosa del pasado. Samsung quiere regresar a esa época. Y si el Fold existe para dar más espacio de trabajo y visualización al usuario sumando dos pantallas estándar para hacer una grande, el Z Flip quiere ahorra al, digamos, empalmar dos mitades.

Por eso este lanzamiento viene mucho a cuento, ya que hace equipo con el anterior. Pero, ¿vale la pena comprarlo considerando lo caro que cuesta? La implementación de la pantalla plegable es mucho mejor que la anterior aunque es cierto que con la "doblez" del Fold en horizontal la imagen se ve mucho mejor. Es evidente que Samsung ha trabajado duro en desarrollar un dispositivo plegable satisfactorio e intuitivo. Además, el Z Flip no posee notch y en su lugar cuenta con una cámara incrustada en el medio para reducir al mínimo la intromisión visual. Por otra parte, Samsung ha rediseñado todo el sistema de bisagras, así que ahora no solo es más rígido, sino que da la sensación de ser más robusto, y una serie de cepillos antipolvo (que Samsung ha tomado prestados de Dyson) impiden que el sistema se ensucie.

Samsung Galaxy Z Flip - primeras impresiones

En general, parece que el Z Flip soluciona muchos de los males de los que padecía el Fold. Posee un sistema de carga inalámbrico, un cristal ultrafino para la pantalla (que además lleva una capa de plástico por encima), resulta más agradable de usar y recurre al procesador Snapdragon 855+ de Qualcomm en vez de a un Exynos de la casa. Como en el caso de su compañero de viaje, están presentes todos los elementos característicos de un móvil Samsung. Incorpora un sensor fiable de huellas dactilares, cuenta con un buen software, una cámara estupenda y una batería que dura todo un día de uso activo.

Sin embargo, es obvio que se han hecho unos cuantos sacrificios. No tiene certificación IP de protección contra el agua, el pequeño display del exterior solamente se puede usar para ver la hora y el dispositivo "solo" posee dos cámaras traseras (ambas usan la tecnología de la serie del S10, como las del Fold).

Por otra parte, el Z Flip cuenta con algunas funciones que no tiene el Fold. La bisagra es tan rígida que el dispositivo se sostiene solo en 90º apoyado en una superficie como una mesa, y la interfaz One UI de Samsung está programada para ajustar las proporciones de la pantalla a esta configuración "partida". De esta manera, como no hará falta que sostengas el teléfono, será más fácil usar Google Duo para hacer videollamadas y sacar fotos.

El interés en la tecnología de las pantallas plegables sigue siendo la razón principal para comprarse un Z Flip, que cuesta la friolera de 1480 euros. Samsung continúa diseñando teléfonos flexibles para los clientes a los que les apasionan sus aparatos de última generación, pero nuestra conclusión inmediata, después de haber usado el dispositivo durante un tiempo limitado, es que es recomendable de la misma manera que el Fold: es un buen móvil y, si te interesa la funcionalidad que ofrece, la experiencia de usuario será excelente.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad


Cargando más contenido