Español
artículos

Sobreajuste del precio de PS5: el riesgo de Sony

Conocer lo que va a hacer Microsoft es una ventaja, pero hay mucha incertidumbre aún sobre su estrategia.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Sony tiene toda la ventaja en la entrada en la nueva generación. No solo viene de una posición dominante, es que además ha conseguido vencer en el juego del gato y el ratón de las presentaciones y puede fijar el precio de venta de PlayStation 5 sabiendo ya el de Xbox Series X, y también el de Xbox Series S. El dato, junto con la fecha, llegará previsiblemente en tan solo unas horas. Sin embargo, esa ventaja trae consigo otros riesgos.

Indudablemente, el primer factor a tener en cuenta, y que solo ellos saben, es el coste de producción. Ninguna de estas dos compañías van a poner en riesgo sus cuentas por vender el hardware más barato de sus costos, ya su resultado global depende mucho más de los ingresos por software y, ya en estos años, por suscripciones. Pero no por ello van a renunciar a un beneficio unitario o van a regalar la máquina. Se dice que Microsoft vende Xbox Series a pérdida, más la S que la X, y dada la similitud en concepto cabe suponer que en la barrera de los 500 euros aún no hay beneficios.

¿Será capaz Sony de contenerse para luchar de tú a tú en precio o se atreverá a ponerla más cara y utilizar sus atractivos como el catálogo de exclusivas y la marca para convencer a los futuros compradores?

Sobreajuste del precio de PS5: el riesgo de Sony

En Gamereactor escuchamos primero que los japoneses esperaban una Xbox más cara. Al conocer esos precios reaccionaron y contemplaron moverse a los 400 euros para la versión sin unidad de lectura disco y a los 500 euros para la PS5 completa. Y después aparecieron en la web de El Corte Inglés dos fichas de producto consola con nombre en clave y justo estas cantidades. Pero hemos podido confirmar que Aurea y Enigma estaban ahí solo para hacer pruebas internas con "precios ficticios", por eso se envió una circular recordando que no debían aceptar ningún tipo de reservas.

Que la conversación gire tanto en torno a estas dos cifras tiene lógica. Parecen suficientemente altos como para compensar la gran tecnología que llevan en su interior, pero no tanto como asustar a un público que ha visto cosas peores. De modo que Sony se podría ver tentada a quedarse ahí y dar la batalla a Microsoft compitiendo en la versión más cara y ofreciendo una segunda con relación calidad precio superior a la de Xbox Series X.

El primer acierto es alejarse de XSS al menos en esos 100 euros. Ante la confusión que provoca la terrible forma de nombrar consolas de los americanos, a los japoneses no les conviene que se piense que su caso es equiparable. No, su unidad sin disco es mucho mejor hardware que la pequeña de Microsoft; es más, es rival directamente de XSX.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Eso lleva al segundo planteamiento. Estando casi seguro que esa barrera de los 500 euros ya es ir a pérdidas y que integrar un lector hoy en día no es tan costoso, ¿acaso no podría ser la PS5 sin lector la que plantara cara a Xbox Series X en ese rango mínimo y dejar el modelo completo por encima para minimizar esta subvención al consumidor? Una posición 500 / 570 permite a los japoneses ir más holgados y no renunciar a competir en precio.

Sin embargo, hay una tercera situación que puede ser la más razonable. Dados a subvencionar un modelo, es decir, a venderlo a pérdidas, lo más razonable es que ese sea la PS5 sin disco. Porque cada venta digital deja un margen de beneficio mucho mayor en la empresa (pues se queda con todos los costes de distribución en vez de compartirlos con una tienda), así que con menos juegos por sistema vendidos lo compensa. Siguiendo esa idea la más atractiva debe ser esta, es decir, la que baje de 500 euros para entrar mejor por los ojos que XSX.

Esta última teoría es que justifica que la diferencia entre los dos modelos sea superior a 50 euros, que ya es bastante. No se trata de exprimir al máximo el modelo superior, ya que esa la pueden poner al precio que consideren óptimo con su coste de producción. Y, a partir de ese punto, descontar lo que se ahorre con la modificación de hardware e introducir la rebaja que la haga más atractiva.

De este modo, ¿qué tal un reparto de precios de PS5 450 / 550?

Sobreajuste del precio de PS5: el riesgo de Sony


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.