Español
Gamereactor
artículos
Diablo IV

Torturando a Diablo IV para que suelte toda la información

Charlamos con el equipo a cargo y regunimos lo que nos contaron con lo que se vio en abierto en Blizzconline 2021.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Blizzard describe Diablo IV como un gran juego de acción de mundo abierto con una progresión de personajes de tipo RPG en el que no hay un número de jugadores máximo. A pesar de que se anunció en 2019, no se estrenará hasta el año que viene como muy pronto. Ya lo dijeron antes de la BlizzConline, pero durante el gran evento quedó más claro que nunca. Como también que hoy por hoy, nadie puede decir al 100% como será la versión final que llegue a las tiendas.

Pero sabemos muchas cosas nuevas. Conocimos a la clase Pícaro en el primer gameplay de Diablo 4 durante la conferencia de apertura y después pudimos profundizar en todo ello en la sesión dedicada What's Next junto al director Luis Barriga y el director de arte John Mueller. No obstante, quizás haya algunos aspectos en los que no te fijaste cuando viste la presentación en directo, pero no te preocupes porque en este artículo repasaremos todo lo que debes saber acerca de este juego y que aprendimos en una sesión privada con los de Blizzard.

La Pícara se une a las clases ya confirmadas, es decir, al Bárbaro, a la Hechicera y al Druida para poner fin a los innumerables esbirros del infierno. Podríamos describirlo como un personaje flexible que nos permite adoptar desde el principio diferentes estilos de juego. Básicamente, podrás elegir entre la experiencia de ser un arquero y la poderosa fantasía de vivir en la piel de un insidioso asesino que lucha cuerpo a cuerpo (con todo lo que implica). Por lo tanto, sus ataques rápidos y su gran movilidad con una cierta pizca de delicadeza son sus características principales.

En Diablo IV entran en juego las especializaciones de clase. Podrás reforzar los ataques con poderes de los elementos como hielo, veneno o sombra para tener un control mayor de la batalla. Una de las habilidades más determinantes de las que mostraron es Shadow Realm, un viaje al mundo de las sombras en el que la Pícara es más poderosa y tiene 1 segundo de invencibilidad. Finalmente, empleando la habilidad defensiva Caltrops y la lluvia de flechas podrás ejercer un control del área de efecto. Fueron ejemplos para demostrar que quien perfeccione todo este árbol de habilidades podrá especializar aún más a su héroe y conseguir combos de daño que sean poderoso y estén ajustados a un estilo de gameplay particular

Diablo IVDiablo IV

Naturalmente, las especializaciones de clase no solo son para el Pícaro, sino que cada clase podrá evolucionar de forma parecida. Blizzard está planeando que los jugadores puedan desbloquear estas técnicas avanzadas y, una vez abiertas, tengan total libertad para saltar de una a otra. En algunos casos, el proceso de desbloqueo iría acompañado de una narrativa, por ejemplo, haciendo que los jugadores colaboren con determinadas facciones. Suena interesante, pero de momento son solo meras ideas que el equipo espera que gusten a la gente. De momento, sigue trabajando en los cimientos sobre los que se construyen los posibles contenidos y experiencias.

Decían sus creadores que los objetos mágicos (los azules) y los raros (los amarillos) van a ser alternativas fiables para montarse un equipamiento. Esto puede que sea cierto durante las primeras horas del juego, pero sinceramente resulta difícil de creer que tengan un papel crucial en el end-game. De todas formas, los desarrolladores quieren evitar los típicos problemas de personalización que surgieron en Diablo III con los talentos pasivos del árbol de habilidades, entre otras cosas. Por ejemplo, una vez que tu personaje tenga las estadísticas adecuadas, podrás desbloquear varios efectos de bonificación que podrás aplicar a una habilidad activa en la que hayas invertido previamente. Al alcanzar un determinado valor, tu habilidad puede causar un efecto extra o ser modificada de alguna otra manera. En el último, esto se consigue con las runas.

Por cierto, aprovechando que lo hemos mencionado, Diablo III era un juego de acción lineal que nos iba adentrando cada vez más y más en los círculos del infierno por un camino que, aparentemente, parecía generarse de manera aleatoria, pero que al final resultaba estar perfectamente preestablecido. Por el contrario, Diablo IV será un juego de mundo abierto que podremos experimentar con mucha más libertad. Según Mueller, habrá partes del título más dirigidas, pero también habrá uno o varios momentos a lo largo de la aventura en los que las distintas misiones volverán a coincidir. Ojo, no esperes ramas narrativas, múltiples finales de juego u opciones de diálogo. Eso sí, es un puntazo que la forma en que experimentaremos el contenido disponible será diferente para cada jugador.

El completar ciertas misiones o explorar y repoblar el Santuario desde el principio es decisión tuya. La exploración tiene que merecer la pena, sobre todo para los fans de la serie, ya que los desarrolladores se empeñan una y otra vez en mencionar a facciones y a lugares que, en mi caso, me dicen entre poco y nada. Por lo que tengo entendido, hay bastante variedad en el Santuario, pero seamos claros, el contenido de calidad es normalmente más importante que la cantidad y que tener un número absurdamente elevado de tareas para completar. Por otro lado, en esta nueva entrega podrás explorar el mundo de juego mucho más rápido a lomos de un caballo, cuyas habilidades también puedes aumentar con objetos (se supone que las herraduras aumentan su velocidad). Finalmente, las nuevas opciones de movimiento como, por ejemplo, el salto y la escalada, nos aportan esa sensación de que nuestro personaje cuenta con una mayor movilidad.

Según Joe Shely, diseñador principal, los jugadores de Diablo IV pueden esperar un título que ofrezca entre unas 20 y unas 30 horas de partida. A medida que la historia avanza, así como una vez terminan los eventos principales, el "contenedor" del mundo abierto (así es como lo describió John Mueller en la entrevista con el grupo), se abrirá continuamente para dar cabida a más misiones y actividades secundarias. La versión actual cuenta con campamentos, mazmorras y misiones, jefes de mundo y áreas PvP.

Por ejemplo, al explorar el mundo abierto, como jugador te encontrarás con situaciones en las que hay un problema inminente que debes de solucionar. Si decides ayudar a los aldeanos y mitigar el peligro, es posible que se forme allí un campamento permanente, lo que a su vez te permitirá disfrutar de ciertas ventajas bastante útiles. Blizzard nos explica que los vendedores y otras localizaciones, así como las nuevas mazmorras e itinerarios de exploración podrían estar disponibles una vez que los aldeanos se asienten. Al ayudar a recuperar el Santuario, reconstruirás el mundo de Diablo IV pieza por pieza, lo que, según Shely, hará que los jugadores experimenten esa sensación de logro.

En cuanto al modo PvP, John Mueller lo describió como una especie de "desafío de supervivencia". En ciertas zonas del título, concretamente en los llamados "Campos del Odio", la maldad de Mefisto se extiende por toda la tierra, corrompiendo a los jugadores que la atraviesan. Esto, siendo sinceros, es solo una excusa para que te ataquen otros héroes y atacarlos nosotros a ellos. Por otro lado, abriendo cofres y matando enemigos desenterramos las "Esquirlas del Odio", las cuales tenemos que purificar en un santuario especial cerca del área PvP. Además, un dato importante es que la moneda que se obtiene en este proceso de purificación es la que necesitaremos para comprar trajes y monturas a los vendedores especiales. Según los desarrolladores, estos objetos son igual de poderosos que el resto, pero si decides ignorar la parte online te los perderás, así como todo el contenido PvE que se está integrando en la experiencia PvP.

Diablo IVDiablo IVDiablo IV

Dos de los desarrolladores de Diablo IV, Careena Kingdom (departamento de animación) y Joe Piepiora (diseño de sistemas), explicaron otro aspecto de la experiencia PvP en un capítulo separado del programa: las recompensas de los jugadores. En la cuarta parte, si matas a suficientes personas en los Campos del Odio, acabarás sufriendo la Maldición de Mefisto y te convertirás en una "Vasija del Odio" (a la espera del nombre oficial traducido), lo que significa que aparecerás en el mapa de otros jugadores y que estos serán recompensados por matarte. Sin embargo, si sobrevives con esa condición un tiempo determinado, te esperará una gran bonificación... Ten en cuenta que para conseguirlo tienes que permanecer en la zona PvP durante toda la fase y no puedes escapar. De lo contrario, renunciarás a tus posibilidades de obtener el premio gordo.

Blizzard ha decidido no anunciar todavía la fecha de lanzamiento prevista para Diablo IV, porque claramente le queda para estar terminado y lo entendemos perfectamente. Aunque puedo ver la frustración de algunos jugadores, aplaudo esta decisión, porque el equipo no gana nada teniendo a sus empleados expuestos a las expectativas externas y a la presión interna. Diablo II surgió a finales de los 90 tras un terrible e inaceptable Crunch que algunos de los implicados aún recuerdan. Por tanto, sólo me queda desearle a todos los miembros del equipo de desarrollo que la larga sombra de este épico juego que define el género no llegue a las profundidades de este infierno personal.

Diablo IV
Diablo IVDiablo IV

Etiquetado como:

Diablo 4Blizzard

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.