Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
artículos
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Un vistazo exclusivo a los protagonistas de Dragon Quest XI

Antes de partir en esta aventura, conoce bien a quienes te acompañarán con estas imágenes inéditas y las declaraciones exclusivas de Yuji Horii para Gamereactor.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

De la misma forma que no hay leyenda sin épica, no puede haber una aventura sin aventureros. Existen varios conceptos que componen la fórmula básica de cualquier RPG, sea de corte japonés u occidental, y contar con un equipo, con un grupo con el que compartir la historia que se desarrolla en ellos, al que dirigir en batalla y por el que sufrir en los momentos más duros, es algo que nunca debe faltar.

Dragon Quest XI: Ecos de un Pasado Perdido llega el 4 de septiembre a PlayStation 4 y PC-Steam como digno heredero de una de las sagas que más han marcado a la industria del videojuego. Como tal, sabe que debe ofrecer a los jugadores la oportunidad de sumergirse en una aventura llena de magia, de criaturas con ese marcado estilo del maestro Toriyama y con un toque clásico que transporte a los jugadores a la más pura esencia del rol nipón.

Un cuento que promete darnos muchas horas repletas de viajes y batallas, de todo eso que compone una aventura con aires de leyenda, y en el que no debe faltar una party de protagonistas que acompañe al joven héroe en su camino. Sin compañeros es imposible disfrutar y sobrevivir a la odisea que Square Enix nos tiene preparada y, para que vayáis conociéndolos, vamos a presentároslos junto a una serie de pantallas e ilustraciones que descubrimos en primicia, acompañadas de las palabras del creador Yuji Horii, e incluso de una comparativa con referencias a los personajes de anteriores entregas.

Los personajes principales de Dragon Quest XI

Once, el Héroe

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Conocido canónicamente como Once, en honor a la undécima entrega que protagoniza, el protagonista es un joven con un pasado que marca su destino. Es un Luminario, una persona que tiene en sus antepasados a un héroe que salvó al mundo y que, como tal, tendrá que seguir sus pasos para evitar que Lotozetasia sea destruida.

Una figura creada con la intención de acercarse a las raíces de la saga. Según Yuji Horii, padre de Dragon Quest, se trata de "un héroe clásico" en lo que concierne a la franquicia. Aunque cuenta con un diseño que, según el japonés, podría convertirlo en el protagonista más atractivo de la saga, está pensado para ser una mera representación del jugador. "Para asegurarnos de que el jugador pueda identificarse con el héroe, hacemos que resulte un tipo bastante normal u ortodoxo, de forma que no actúe como no lo haría el jugador". Hacer al jugador sentirse el protagonista es el cometido del equipo con cada entrega de DQ, y en este caso también.

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Al igual que el protagonista de Dragon Quest III, Erdrick, se lanza a un viaje nada más cumplir 16 años. De hecho, en los primeros vídeos se le veía empuñando una espada similar.

Erik, amigo y ladrón

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Ladrón y pícaro, Erik parte en un viaje de redención por todo el mal causado en el pasado y descubre que su objetivo real es conocer al héroe y ayudarle en su misión. Solo así podrá redimirse de sus pecados. Un encuentro fortuito en la cárcel de Delcadar hace que ambos se encuentren y orquesten una fuga que los unirá en el resto de la aventura.

También bastante apuesto, es el primer personaje principal al que conoceremos en nuestra aventura. Nihilista y sarcástico, tal y como lo define Horii, es alguien que entra en pleno conflicto con las iglesias que aparecen a lo largo de la aventura, cosa que le da un encanto adicional. Un fiel compañero de armas que se convierte en hombre de plena confianza al darse cuenta del importantísimo papel que desempeña.

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
En Dragon Quest VIII, Yangus era también un fiel compañero que había vivido al margen de la ley. Erik comparte ese pasado, pero tiene un estilo completamente diferente.

Verónica y Serena, el toque de magia y música

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Una pequeña y aguerrida, otra mayor y sosegada. Verónica y Serena son dos hermanas que aportan la magia al grupo y que tienen un trasfondo bastante más importante del que parece a simple vista. La más pequeña, Verónica, es conocida por su fuerte carácter y su dominio de los hechizos ofensivos; Serena, la mayor, es famosa por sus dotes con el arpa y sus artes curativas.

Fueron ideadas en conjunto, con el fin de "incluir un dúo femenino poderoso en el juego", según Yuji Horii. Son una antítesis total de aspecto y personalidad, creadas para arrojar un fuerte contraste con el que encandilar a los jugadores. Mientras que la más joven tiene una fortísima personalidad y carece de pelos en la lengua al decir siempre lo que piensa, la mayor suele equivocarse con facilidad y ser muy inocente. Ambas, como decíamos, tienen mucho que decir en esta aventura...

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Según Horii, fueron creadas teniendo en mente a Maya y Meena, de Dragon Quest IV. Una posible pista de lo que pueden suponer en esta entrega.

Servando, fuerza y extravagancia

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Un artista viajero que tiene como principal misión hacer sonreír a toda la gente del mundo. Servando es un personaje con todas las de la ley. No se corta a la hora de hacer el tonto frente a sus amigos y es bastante burlón, pero también tiene un sentido de la caballería que puede sorprender mucho más que su apariencia. Es un fuerte apoyo para el grupo principal.

Otro personaje de contrastes. Aunque su diseño inicial era más alargado y menos musculado, se tuvo que rediseñar para encajar mejor con el concepto que se busca transmitir con su apariencia. Para Yuji Horii, es alguien bastante más fuerte de lo que parece, pero con "un aspecto hermoso". Esa extravagancia que define su carácter también define su apariencia, hasta el punto de preferir que se refieran a él con pronombres femeninos en lugar de masculinos.

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Por estilo de combate y apariencia, mezcla el uso de puñales, espadas y látigos, Servando parece una mezcla entre Yessica y Morrie, de Dragon Quest VIII.

Jade, luchadora y protectora

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Una guerrera de armas tomar que se cruza con los protagonistas en un coliseo de batalla y les pone las cosas muy complicadas. Jade es una luchadora de tomo y lomo, temida por el poder de sus patadas y por el dominio de la lanza. Tarda muy poco en sentirse como la hermana mayor del héroe, haciendo lo posible por protegerlo. No obstante, no todo es dureza en su forma de ser.

Las intenciones tras la apariencia y la personalidad de Jade son las de crear a una luchadora de artes marciales realmente poderosa. Temible y valiente, una de las formas con las que sus creadores intentaron transmitir su fortaleza es con su peinado. En boca de Yuji Horii, "tener el pelo recogido con una coleta alta es algo que refleja su fuerte voluntad y su determinación". Es la más responsable de todo el grupo y, sobre todo, muy protectora con el protagonista.

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Jade recoge el testigo de Alena, la Zarevna de Dragon Quest IV. ¿Tendrá un sueño de artes marciales como el de Ebanisto?

Rob, severidad y edad

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Rob es un personaje que asume uno de los papeles más tradicionales en todo Dragon Quest. Es un hombre de edad avanzada que refleja severidad y un ligero toque de misterio, pero que en el fondo es bastante cómico y es capaz de arrancar más de una sonrisa al grupo principal y al jugador; aunque esconde alguna que otra sorpresa bajo la manga...

Es una figura que, para el equipo de Horii, no debía faltar. Tal y como explica el nipón, "en lugar de representarlo como un tipo amable, pedí un diseño que le diera un toque de abuelo travieso", su personalidad y esa ignorancia que finge en ocasiones lo convierten en alguien con el que empatizar rápidamente. A pesar de ello, la duda sobre quién es exactamente es algo que siempre sobrevolará las cabezas de quienes lo conozcan.

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Rob es un nombre más a sumar a la lista conformada por Ragnar o incluso el rey Trode. Personajes que suben la edad media del grupo.

Los personajes de DQXI - Galería extra

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Erik.
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
El Héroe.
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Jade.
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Rob.
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Serena.
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Servando.
Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdidoDragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Verónica.

loading next content