Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entrevista Hideo Kojima Guía completa Sekiro eFootball PES 2020 ventas Análisis FIFA 20
Español
Portada
artículos
Star Wars: Tie Fighter

Videojuegos y ese momento clave - Star Wars: Tie Fighter

Tras el desafío de pilotar un Ala-X, Totally Games y LucasArts nos invitaron a unirnos al Imperio y luchar por la paz en una galaxia muy, muy lejana.

Star Wars: Tie FighterStar Wars: Tie Fighter

El 17 de julio fue el 25 aniversario del lanzamiento de Star Wars: Tie Fighter (según donde lo mires, ya que en Steam aparece una fecha distinta). Para aquellos que nunca hayan oído hablar de él, Tie Fighter fue un simulador espacial táctico desarrollado por Totally Games y LucasArts que ocupa un lugar especial en los corazones de muchos fans veteranos de Star Wars que ya tenían PC hace años. Partiendo de esta idea y de nuestro desprecio por la escoria rebelde, hemos decidido volver a probar este influyente shooter espacial y recordar su particular encanto.

Sin duda nos ha hecho revivir los años que pasamos jugándolo a mediados de los 90. Al principio estuvimos más tiempo trasteando los ajustes para intentar que la edición especial funcionase que jugando de verdad. Después de todos estos años, el emulador sigue sin funcionar perfectamente, y aunque la versión original y la de CD-ROM son algo más estables, la edición especial actualizada tiene mejores características, por lo que insistimos en jugarla. Nos ha costado hacerla funcionar y, para colmo, de vez en cuando se cuelga y nos dirige al escritorio. Por ello recomendamos que se queden con un buen recuerdo a quienes no estén preparados para jugar como si fuera 1994. No obstante, aquellos que sean lo suficientemente valientes (y pacientes) como para aventurarse en adaptar los ajustes, recordarán por qué Tie Fighter es un juego tan brillante después de todo.

La secuela construida sobre los cimientos de Star Wars: X-Wing (otro gran juego que, si no nos falla la memoria, era aún más difícil) y orientada a favor del Imperio añadió ciertas funciones al sistema de juego que mejoraron increíblemente la experiencia y que consolidaron la franquicia como una parte importante de la vida de los jugadores de PC en todo el mundo, hasta el punto de que GOG.com la trajo de vuelta en 2014.

Star Wars: Tie Fighter

Una de las razones por las que los acontecimientos que retrata nos cautivaron tanto en su día es que, pese a que jugamos en el papel de un piloto de caza TIE del Imperio, no representamos a un villano de pantomima, sino que nuestra misión es traer la paz y la estabilidad al Imperio de la mano del tan honesto emperador Palpatine. ¿Cómo no sentirnos atraídos por esta idea?

Además, incluye una serie de ejercicios de entrenamiento y escenarios de combate para ayudarnos a dominar rápidamente los múltiples sistemas de juego, pero lo que realmente nos enganchó fue la campaña, cuya acción empieza a partir de la Batalla de Hoth (El Imperio contraataca). Al igual que Rogue One, entrelaza de manera eficaz los acontecimientos de la trilogía original que todos conocemos y adoramos, y con eso basta para meternos en la historia y motivarnos a averiguar qué ocurre a continuación.

Como en muchos otros juegos de la época similares, la curva de aprendizaje es muy empinada y hay una evidente falta de instrucciones. Simplemente ojeando los menús nos damos cuenta de lo mucho que hemos evolucionado en términos de diseño de interfaz y experiencia de usuario, por no hablar de la jugabilidad.

Por supuesto, dispone de un tutorial, pero el sistema de combate en sí mismo es muy difícil y hay demasiados aspectos a tener en cuenta y matices que requieren mucha dedicación hasta conseguir dominarlos. Comparar Tie Fighter con el excelente trabajo de Criterion en Star Wars Battlefront II es la prueba de lo mimados que estamos en 2019, con unos sistemas de juego sencillos e intuitivos que nos permiten empezar a jugar al instante. No obstante, hemos llegado hasta aquí gracias a los pasos que en su día dieron juegos como Tie Fighter, por mucho que tengamos que ajustar durante el combate.

Star Wars: Tie Fighter

En la campaña, que como hemos dicho sigue la historia de las películas en líneas generales, nos encargan todo tipo de misiones, desde enfrentamientos en diversos escenarios que tienen lugar en los aledaños de la historia principal de Star Wars hasta batallas inventadas exclusivamente para el juego que se mantienen al margen de la misma. Un par de años después del lanzamiento del juego base, salió la expansión Defender of the Empire, aunque nuestro primer viaje a bordo de Tie Fighter tuvo lugar más tarde, en cuanto pudimos disfrutar de la versión en CD-ROM del juego base completo con unos gráficos SVGA que por aquel entonces eran alucinantes. Recordemos por un momento la maravillosa imagen en 640x480p.

Aunque no estemos tan enamorados de la versión del juego que se encuentra en nuestra biblioteca de Steam (que pensamos seguir llenando hasta reventar), nos hemos divertido al revivirlo aunque solo sea por la nostalgia. Gracias a la historia del Imperio, las secuencias de vídeo algo sobreactuadas, las decisiones de diseño ingeniosas y algunas batallas espaciales muy interesantes, Star Wars: Tie Fighter sigue siendo uno de los pilares del género de shooter espacial, pese a que, años después, conseguir que funcione en Windows todavía sea un grano en el R2D2.

Star Wars: Tie Fighter

Contenido relacionado

Cargando más contenido