Español
artículos

2020, annus horribilis para los videojuegos de deportes

El bajón de fin de generación es habitual, pero las compañías no renuncian a sus gallinas de los huevos de oro.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Qué ironía. El mismo 2020 que ha consagrado los eSports entre el público tradicional, pues los partidos a FIFA, PES o NBA 2K eran los únicos acontecimientos deportivos en directo que podían ver los aficionados a estos deportes durante los meses de confinamiento por la COVID-19, es también el año que va dejar la peor calidad en las nuevas entregas. Ya se puede decir que estamos ante uno de los peores años para los videojuegos de deportes, sobre todo de la historia reciente.

Dudando sobre si escribir o no este artículo en las últimas semanas, me ha empujado a hacerlo ver que ni FIFA 21 ni Madden NFL 21 van a estar en la nueva generación a tiempo. Ya están descartados como títulos de lanzamiento de PlayStation 5 y Xbox Series X, y al no haber dado señales de vida en las últimas semanas, es más que probable que se vayan al año próximo. Eso significa que solo NBA 2K21 va a estar ahí para salvar los muebles al géneros.

Visual Concepts es un estudio con una capacidad técnica espectacular, tan elevada como la que tiene para arruinar la diversión con todo tipo de triquiñuelas comerciales. De hecho, la suya también es la serie deportiva que mejor ha aguantado el fin de ciclo en cuanto al aspecto jugable y visual, pero cada año han metido más cochinadas que lo hacen infumable, como el anuncio de TV que intentaron colar con la temporada dos. Esta proliferación de los micropagos o el grindeo insoportable también es motivo para calificar este año como el del desastre.

2020, annus horribilis para los videojuegos de deportes
Captain Tsubasa: Rise of New Champions.

De hecho, el análisis es compartido con el otro juego deportivo de 2020 que sí ha salido bueno, PGA Tour 2K21. Su caso es distinto ya que HB Studios aún venía en trayectoria ascendente y ha producido la mejore entrega de la serie, pero también esa jugarreta de meter un modo de apuestas cuestionable a posteriori deja en muy mala posición a 2K Sports. Y aún peor si miramos a WWE 2K Battlegrounds, que además de ser malo de por sí, hay veces que parece un gatcha free-to-play.

Si a 2K Sports le pierden las ansias de dinero, a Electronic Arts directamente se le han visto las vergüenzas del cambio de generación. Estamos ante el peor FIFA/Madden/NHL de toda la generación. Las tres franquicias han pegado un bajón importante de calidad general, como podéis leer en sus respectivos análisis (el de hockey hielo, cortesía de Gamereactor Suecia).

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

¿Cómo es posible que sean peores si se supone que construyen sobre los avances acumulados? La respuesta está en el desgaste. La evolución técnica que tanto se alaba cuando una generación llega a su madurez languidece con el paso de los años, y en estas series anuales la percepción es aún más negativa porque esa dificultad para encontrar diferencias se transforma una sensación de pobreza. Es decir, que si la evolución es mínima o inexistente, se considera un mal juego. Quizá por sea algo así como la supervivencia del comprador, un balance del juicio para justificar o no el pago, otra vez, de un precio completo.

Pero es que, además, los estudios de EA Sports han introducido novedades en FIFA 21 y Madden NFL 21 que han empeorado lo que ya había. Porque están mal implementados y provocan desajustes en lo que ya funcionaba. Sin duda, es consecuencia del problema general, que no es otro que asumir con dignidad la transición entre generaciones. Las compañías no van a invertir en una costosa versión next-gen y también en seguir mejorando la actual, que va a quedar anticuada en cuestión de meses. Sin embargo, hacen cualquier chapuza y ya se encargarán los departamentos de márketing de ponerle el lacito y las etiquetas molonas para hacerlo pasar por una versión fresca y nueva. De FIFA 21 para Nintendo Switch mejor no hablar porque es lamentable.

La compañía que ha renunciado a este aprovechamiento, y es la segunda vez que lo hace, es Konami. Sencillamente, ha admitido que sus esfuerzos van todos a eFootball PES 2022 y que lo que vende este año es un refrito del anterior; lo pone en la caja, y por muy caro que sea o por lo mal que hayan hecho al no ofrecer una actualización gratis a los compradores del anterior, al menos no tratan de engañar a nadie. Por si fuera poco, PES 2021 ha llegado con un buen parche a lo que era PES 2020 que retoca bastantes más cosas de las esperadas de gameplay.

2020, annus horribilis para los videojuegos de deportes
Tennis World Tour 2.

Otra compañía que ha hecho doblete sin tener recursos para afrontarlo es Big Ant Studios. Y mira que empezó suficientemente bien el año con AO Tennis 2020, que sin llegar a ser el juego de tenis que llevamos una década esperando, al menos es decente y jugable. Pero la avaricia rompe el saco y asumió crear Tennis World Tour 2 con tan solo unos meses de trabajo y el resultado ha sido muy pobre, peor que su proyecto interno.

Tan mal está el género deportivo en este 2020, que son los videojuegos arcade llovidos del cielo los que más han llamado la atención. Sin ser de excelente calidad ni los salvadores, al menos dos rarezas como Captain Tsubasa: Rise of New Champions y Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2 han cumplido con lo que se esperaba de ellos, que no es más que satisfacer a esos fans nostálgicos que cada uno conserva, probablemente en caladeros bastante diferenciados entre sí.

Que todo sea porque se avecina un arranque next-gen espectacular, que deje por los suelos lo que hemos tenido que sufrir este año 2020. Aunque más bien lo que debe enseñar esta oleada, y es una lección que deberíamos tener ya aprendida, es que no merece la pena comprarse los videojuegos deportivos todos los años, porque generalmente tienen poco o muy poco que aportar.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.