Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19MediEvilGuía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingThe Withcher 3FIFA 20
Español
Portada
artículos
Ring Fit Adventure

Análisis de Ring Fit Adventure

Suena muy bien eso de hacer ejercicio entretenido con una aventura rolera. Pero, ¿funciona realmente?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Esta semana he hecho una de mis mejores sesiones de cardio en el gimnasio. Me subí a la elíptica y cuando me quise bajar llevaba una hora, el doble de lo que había previsto. La razón, que me puse un partido de fútbol en directo y se me fue el tiempo volando. Para las personas que no estamos enganchadas al deporte y nos parece aburrido, tener una distracción es una gran ayuda. Y si ese hobby son los videojuegos, ¿no estaría genial poder hacer deporte mientras juegas?

Nintendo, que no deja de sorprendernos, ha encontrado en Ring Fit Adventure una forma de hacerlo que deja anticuados los entrenadores virtuales como Wii Fit, Kinect Training y similares. Ha conseguido agregar el ejercicio intensivo al género de la aventura con tintes de RPG, que es uno de los géneros que más engancha. Además, lo ha combinado con un periférico muy a la moda, pues es una versión electrónica del aro de pilates. De esta forma, conecta automáticamente con la rutina a la que está acostumbrada un amplio sector de la población que hace ejercicio regularmente, pero ligero.

El concepto de Ring Fit Adventure nos gustó mucho cuando lo probamos en una sesión corta. Era muy prometedor y por eso nos planteamos hacer la rutina lo más completa posible antes de escribir estas líneas. Ahora, tras casi un mes, hemos decidido dejarlo y ofreceros nuestra valoración más sosegada.

Ring Fit Adventure

Lo que más nos ha gustado ha sido el Ring-Con. El aparato incluido en la caja es de una calidad soberbia, tanto en acabado como en respuesta. Está fabricado con unas fibras muy resistentes y elásticas que invitan a hacer todo el esfuerzo que uno desee, apretando y estirando, una condición indispensable para poder ejercitarse sin miedo a que rompa. Su tecnología es un calibre que mide con increíble precisión el esfuerzo, por lo que también vale para todo tipo de público independientemente de su capacidad. Y además el acabado es elegante y muy cómodo al tacto, a la par que ligero, con un muy bien agarre para su Joy-Con. Acompaña una cinta elástica con cierre de velcro para sujetar el otro Joy-Con a la pierna que mide el tren inferior.

No tenemos ninguna queja de la respuesta de este aparato, con el que te sientes muy cómodo desde el primer momento. La calidad del rastreo de movimientos haciendo pareja con los Joy-Con es muy buena y, si se pierde ocasionalmente, se recalibra en un segundo con solo apuntar hacia abajo. El resultado es que siempre tienes la buena sensación de que lo que pasa en pantalla se corresponde con tu esfuerzo, con justicia.

Está aprovechado de mil maneras gracias a este software incluido en el pack. Nos referimos sobre todo a la Aventura, que es lo que marca la diferencia, pero también a las tablas de ejercicios y a los minijuegos. Se presenta con un juego de acción y exploración en tercera persona con combates por turnos. El hilo conductor es una historia muy ligera sobre un aro mágico parlanchín y un demonio forzudo que tiene lugar en Esporta. La parodia de este pueblo griego venerado por su fortaleza es un acierto y el estilo visual a lo Hércules de Disney le pega mucho. Lo que te cuenta no es muy interesante, como tampoco lo son los personajes que te vas cruzando, y aunque no se haga pesado porque no es mucho, se convierte en un corte de ritmo constante de tu ejercicio, algo que no es nada positivo. Al menos Draco nos ha enamorado con su cuerpazo, sus poses y su malla de una pieza.

Como te has comprometido a ayudar, vas de pantalla en pantalla de forma lineal superando retos. Los escenarios son una línea recta con algunas desviaciones con truco por las que tu personaje se mueve según tú mueves los pies en el sitio, trotando o corriendo. Poco a poco vas desbloqueando más formas de desplazamiento que también implican ejercicio, como pueden ser sentadillas o torsión del tronco con presión abdominal. Siempre perfectamente representado en pantalla y con mucha lógica respecto a lo que va ocurriendo, aunque apenas hay variedad de ecosistemas y parece que siempre estás por el mismo sitio, cambiando de ruta.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Después están los combates, que son series puras de ejercicios. Tienes que atacar haciendo brazos, piernas, abdominales o ejercicios de yoga y defenderte con presión abdominal, siempre por turnos. Esta es la parte que que más incorpora el elemento rolero, pues el color del que sea el malo implica la debilidad a un tipo de ejercicio. Además, puedes potenciar esos movimientos con batidos que compras o te haces con los ingredientes que vas recogiendo, para tener ventaja. Al ganar puntos de experiencia subes de nivel, lo que supone mejorar tus atributos y conseguir más ejercicios. Pero no puedes llevarlos todos encima, tienes que escoger solo seis antes de empezar el nivel haciendo caso a la pista del menú inicial.

Todo esto que suena tan bien es el talón de aquiles de Ring Fit Adventure y la razón de nuestro abandono: hay una descompensación total que puede llegar a ser hasta contraproducente. Aunque el juego te pueda guiar en cierto modo con el código de colores, deja totalmente en tu mano elegir qué ataque vas a ejecutar. Y, como en todo RPG, siempre vas a tirar por el que más daño haga, individual o al conjunto; o al que elimine a los enemigos en el orden más conveniente. Por ejemplo, en este juego hay que cargarse a los healers (alfombras voladoras) sí o sí, sean del color que sea. Esto se traduce en que al final recurres una y otra vez a uno o dos ejercicios, siempre los mismos. Por tanto, tu entrenamiento no está siendo nada equilibrado, sino todo lo contrario: haces 10 series de sentadillas, 11 de yoga, 3 de abdominales y 2 de deltoides. A la semana siguiente, como has desbloqueado ejercicios diferentes que quitan más vida, algunos de esos desaparecen para siempre y te cebas con otros, como por ejemplo el tiro con arco.

Las pantallas tienen una longitud y un número de enemigos fijo, todo comedido. Lo que tardes en completarlas va a depender sobre todo del nivel de intensidad escogido, porque varía muchísimo el número de repeticiones de cada ejercicio dependiendo de tu elección. Trabajas y te agotas, aunque antes de la media hora ya te está diciendo el software si quieres dejarlo por hoy y volver mañana. Pero no tienes una sensación de haber aprovechado el tiempo de ejercicio por las constantes interrupciones a las que te somete entre charlas, menús y parones varios.

Ring Fit AdventureRing Fit Adventure
Ring Fit Adventure

Nos contaba Nintendo el día que nos enseñó Ring Fit Adventure que está pensado para la gente que no encuentra motivación para hacer deporte de forma rutinaria y tenemos que reconocer que a nosotros, aunque no somos adictos, no nos cuesta entrenar todas las semanas y hasta lo disfrutamos. En nuestro caso, este software es curioso, entretenido, pero nada productivo y un paso atrás en nuestra forma física. Puede que para su público target funcione mejor.

Después está todo lo demás. Los minijuegos están genial, todos y cada uno de los que hemos visto. Son entretenidos y te hacen esforzarte bien durante el breve tiempo que duran. Te los van introduciendo en la historia con algún reto para ganar dinerillo o perlas y así te entretiene. Después tienes dos modos más libres para hacer deporte puro. Aquí sí puedes aprovechar el Ring-Con al máximo en rutinas al gusto o algunas ofrecidas por el propio sistema. Esto está muy bien, pero hay que reconocer que volvemos al entrenador virtual, que ya no estamos en el ejercicio con entretenimiento.

Resumiendo. La idea es muy buena y tiene todos los mimbres para funcionar, desde el soberbio hardware de acompañamiento al planteamiento de la exploración y los combates. Pero Ring Fit Adventure sufre dos fallos graves, que son los constantes cortes de ritmo, que te impiden alcanzar una sensación de ejercicio plena, y una libertad excesiva en la elección de ataques que se traduce en un entrenamiento muscular muy desequilibrado. Este modo no es un gimnasio en casa, los otros secundarios, curiosamente, puede que sí.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Ring Fit Adventure

Contenido relacionado



Cargando más contenido