Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
artículos
Control

Compositores: La música de Poets of the Fall en los juegos de Remedy

Conversamos con la exitosa banda de rock finlandesa que sigue en constante evolución y hablamos de su participación en los juegos de Remedy a lo largo de los años.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La música es una parte esencial de muchas experiencias de juego y, a veces, las canciones y las bandas sonoras aparecen para difuminar las fronteras entre el sector musical y el de los videojuegos. El grupo conformado por roqueros finlandeses que se ha establecido en el ámbito de los videojuegos mientras disfruta de una próspera trayectoria musical es Poets of the Fall.

Estos ídolos tienen experiencia explorando diferentes medios y han trabajado con el estudio Remedy Entertainment durante casi dos décadas. Durante ese período, han creado un despliegue de estilos experimentales tanto visuales como musicales, acompañados de fantásticas actuaciones en directo. A pesar de encontrarse en pleno desarrollo de un proyecto virtual de actuaciones en directo llamado Alexander Theatre Sessions (el primer episodio del programa está disponible aquí), el líder y vocalista Marko Saaresto ha sacado un rato para hablarnos sobre algunos de los momentos culminantes del grupo en su experiencia trabajando en videojuegos.

A lo largo de los años, Poets of the Fall ha conseguido salvar las distancias entre la composición profesional de canciones y la producción inusual y caprichosa de bandas sonoras para el estudio finlandés Remedy Entertainment. Le preguntamos al grupo cómo empezó esta colaboración y resulta que Saaresto y el director creativo de Remedy, Sam Lake, empezaron siendo amigos para después ampliar su relación a una de carácter profesional.

"Sam Lake, director creativo de Remedy, y yo somos amigos desde hace mucho", nos contó Saaresto. "Cuando Remedy estaba trabajando en su próximo juego, Max Payne 2, Ollie T. [Tukiainen] y yo acabábamos de formar Poets of the Fall. Entonces, una noche que iba en el coche con Sam, empezamos a hablar de música y juegos y surgió la idea de una colaboración. Pensamos que sería interesante, ya que era algo que, según teníamos entendido, no se había hecho antes. La verdad, nunca pensé que llegaríamos a nada, pero unas semanas más tarde, Sam me llamó y nos pidió que compusiéramos música para Max Payne 2. La canción a la que llegamos fue 'Late Goodbye'. Captain, nuestro teclista, produjo 'Late Goodbye' para el juego y terminó uniéndose a Poets of the Fall durante el proceso".

Control
Poets of the Fall

"Late Goodbye", el tema que sonaba en los créditos al final de Max Payne 2: The Fall of Max Payne (2003), forma parte del legado no solo de Poets of the Fall, sino también del de Remedy. La canción, junto con la banda sonora del juego, creó un profundo sentimiento de identidad para la atmósfera y la trama del juego (que ya resultaban extraordinarias) y contribuyó en gran medida a dar a conocer en todo el mundo a ambas partes llegando al corazón de los entusiastas de los videojuegos y de la música.

Cuando le preguntamos a Saaresto qué consecuencias había tenido el éxito de la canción en la vida de los poetas finlandeses y qué sentía el grupo con respecto a la canción aproximadamente 16 años después del lanzamiento de la canción, el vocalista dijo: "Marcó perfectamente dónde nos encontrábamos en el mundo con lo que estábamos creando". También explicó que supuso una enorme presión para el grupo, puesto que, a pesar de que fue un éxito para la banda, "también dejó el listón muy alto". Sin embargo, en lugar de permitir que el éxito los abrumara, Poets of the Fall utilizó ese triunfo como una motivación. "Nuestro lema siempre ha sido darlo todo, darle a nuestra música todo lo que tenemos porque es nuestra voz en el mundo. Nos alegra mucho que lo que ha venido después de 'Late Goodbye' haya hecho que sigamos escalando esa colina desde entonces. Todavía nos encanta esa canción".

"Primero decidimos de qué va la canción. Después, componemos la melodía con sus armonías y por último incorporamos todo a cómo queremos contar la historia".

Desde "Late Goodbye", Poets of the Fall ha trabajado en Alan Wake (2003) y el último juego de acción-aventura de Remedy, Control. Todo esto ha ido acompañado de una exitosa trayectoria marcada por lanzamientos y giras. La implicación del grupo en los juegos de Remedy se diferencia en gran medida de la mayoría de colaboraciones de bandas sonoras entre bandas y estudios; la razón es que Poets of the Fall no solo ha compuesto y grabado canciones originales para el estudio y sus juegos (y aparecido en ellos como una banda ficticia llamada Old Gods of Asgard), sino que también han contribuido a potenciar el misterio que Remedy ha construido en torno a sus juegos.

Marko Saaresto explicó el proceso creativo del grupo y nos contó que cada proyecto era diferente del anterior. "En esencia, se parecería a algo como esto: en primer lugar, decidimos de qué va la canción, de qué puede ir su historia a grandes rasgos. Después, componemos la melodía con sus armonías y por último incorporamos todo a cómo queremos representar la historia musicalmente. En otras palabras: cuál debe ser el estilo de la canción".

Al parecer, al grupo le dan bastante vía libre para crear estos temas, según nos han contado. "Aunque se nos den instrucciones sobre el estilo musical, siempre hemos tenido total libertad en la creación de esas canciones. Los creadores en Remedy entienden que normalmente lo mejor es darles vía libre a las mentes productivas para obtener los mejores resultados". Esta ha sido una buena decisión por ambas partes, teniendo en cuenta la calidad a la que han llegado en los productos finales.

Control
Poets of the Fall

Resulta curioso descubrir que, mientras que las canciones originales (con la excepción parcial de "Late Goodbye") se escribieron teniendo los juegos en mente, no estaban especialmente adaptadas a ellos. "En realidad fue la inversa; al final, los desarrolladores de los juegos modificaron el entorno del juego para que encajase con la música. Les quedó de maravilla —nos contó Saaresto— En Alan Wake, el proceso para "The Poet and the Muse" fue similar al de "Late Goodbye". Después de ponernos de acuerdo sobre los puntos argumentales principales, escribimos la letra junto con la melodía y después se llevó a cabo el resto de la producción musical. "Children of the Elder God" y "Balance Slays the Demon" llevaron algo más de tiempo y tuvimos que darles más vueltas, pero incluso en esos casos el proceso era muy parecido. En comparación con Control, todos estos proyectos fueron bastante sencillos. Control llevó mucho más trabajo en cuanto a producción, codificación, composición y tiempo, ya que estaba hecha a medida como parte interactiva del juego".

"Los desarrolladores de los juegos modificaron el entorno del juego para que encajase con la música. Les quedó de maravilla"

La banda ficticia Old Gods of Asgard sin duda nos ha ofrecido algunas de las secuencias más memorables de Alan Wake y Control al añadir momentos más desenfadados en la atmósfera cargada que caracteriza el primero y una de las secuencias más originales e ingeniosas como la del laberinto del cenicero en el segundo. Nos imaginamos que interpretar a una banda ficticia como una ya establecida debe de ser una experiencia singular e interesante. Saaresto nos explicó la experiencia comparándola con manera de actuación musical. "Con Poets of the Fall, tú eres tú mismo como artista, no interpretas ningún papel. Tú eres tú. Con Old Gods of Asgard es diferente, porque escribes con un propósito externo, podría decirse que hay más teatro que en Poets of the Fall. Quiero decir, desde mi punto de vista, toda la música implica interpretar en cierta medida, o contar una historia, si se entiende mejor. Con los Old Gods, es como ponerse un disfraz, interpretar un personaje, así que hay otras dimensiones musicales y artísticas disponibles que experimentar como músico y compositor. Disfrutamos de ambas, las dos son divertidas a su manera".

Control

Por otro lado añadió que interpretar a los Old Gods of Asgard no es solamente una manera de hacer teatro, sino que la experiencia también les ha servido como fuente de inspiración. "Como amantes de todos los tipos de música, metal incluido, hemos descubierto que desviarnos de forma periódica del estilo musical de los Poets resulta muy estimulante. La oportunidad de tomarse un descanso de un estilo musical mientras haces otra cosa siempre es bienvenida, y cuando vuelves a escribir para Poets of the Fall, es muy refrescante y te sientes con las energías renovadas. Incluso cuando los proyectos son largos y consumen mucho tiempo, siempre han sido una fuente de inspiración".

Desde luego, no es lo común que bandas establecidas creen canciones originales para videojuegos. Poets of the Fall se han introducido con ventaja como agentes fundamentales en dos industrias distintas. Cuando le preguntamos a Saaresto cómo había afectado este hecho a sus trayectorias profesionales, nos explicó que "ha dado paso a nuevas oportunidades dentro de este campo, ya que nos han ido apareciendo nuevos proyectos a lo largo del tiempo. Por supuesto, cuando estábamos empezando, fue una buena manera de potenciar nuestro marketing. Creo que todavía es así".

Como el grupo explora nuevas vías fuera de la industria tradicional de música, Saaresto nos ha contado que a los fans todavía les entusiasma decirles a los miembros de la banda que los descubrieron a través de un videojuego. "Resulta divertido hacerles llegar a nuestros fans una perspectiva muy diferente de la música. Es fantástico que nuestros temas formen parte de un juego o de una película", añade Saaresto. También le preguntamos si eran gamers o no y si querían saber más sobre ellos en el futuro y, efectivamente, hay algunos gamers en el grupo. "Muchos de nosotros somos jugadores insaciables, y sí, siempre estamos interesados en proyectos musicales relacionados con juegos y películas".

Poets of the Fall ha programado fechas adicionales en su gira Ultraviolet Tour, y empezarán el 11 de abril en Vantaa, en Finlandia. Si no puedes acercarte al país natal de este grupo de éxitos imperecederos, puedes experimentar los sentidos temas de guitarra acústica de Olli y la voz encantadora de Marko desde tu propio sofá echando un vistazo al primer episodio del proyecto virtual en directo Alexander Theatre Sessions para saciar tu apetito poético-otoñal.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado

Control: The FoundationScore

Control: The Foundation

ANÁLISIS. Autor: Ricardo C. Esteves

¿Buscas respuestas? Bueno, quizá encuentres algunas por aquí, pero seguro que también te surgirán un montón de nuevas preguntas.

ControlScore

Control

ANÁLISIS. Autor: Lisa Dahlgren

Vuelve Remedy Entertainment con todo un viaje interdimensional marca de la casa con un toque de terror.



Cargando más contenido