Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor España
artículos
God of War

Juegos del Año 2018: Mejor Juego

Ha llegado el momento de conocer el GOTY 2018 de Gamereactor, que corona este Top 10 con los mejores juegos del año.

  • Texto: Redacción

NOTA: Esta última categoría está dedicada a grandes producciones. Ayer publicamos el top 10 Mejor Juego Indie / Digital de 2018.

10. Forza Horizon 4

A Forza Horizon 4 sí le ha sentado muy bien el cambio de estación. Playground Games ha encontrado una forma muy interesante de renovar el género de las carreras en mundo abierto y de exprimir un territorio con clima templado como el británico. El sistema de avance del tiempo encaja muy bien con los eventos de temporada, siempre partiendo de un comportamiento de conducción divertido y alegre, con un gran componente arcade sobre su aspecto realista.

God of War

9. Dragon Ball FighterZ

Lleva casi doce meses en las tiendas (menos en Switch, que lo recibió después) pero no nos hemos olvidado de lo motivador que fue recibir Dragon Ball FighterZ. El estilo de combates relámpago 2D con sello Arc System Works aplicado a una representación visual al nivel de la animación para cine es todo un homenaje a la gran obra de Akira Toriyama. Lástima que su modo historia al final no estuviera a la altura, pero el resto nos ha encantado.

God of War

8. Pokémon: Let's Go Pikachu! y Let's Go Eevee!

Había mucho miedo a este experimento que mezcla el RPG de siempre con algunas mecánicas de Pokémon Go, sobre todo por parte de una comunidad tan conservadora como es la de Pokémon. Y también mucha expectativa por saber qué es lo puede hacer Game Freak con una consola como Switch, con una potencia muy superior a la de 3DS. Fuera dudas, porque Pokémon: Let's Go Pikachu! y Let's Go Eevee! ha dejado en evidencia algunos de los defectos que arrastra desde hace años la serie como los encuentros con pokémon salvaje. Vendrán mejores Pokémon en sobremesa, pero el reto de dar el salto lo ha superado con nota.

God of War

7. Spider-Man

El hombre araña por fin tiene un videojuego a la altura del gran personaje creado por Marvel. Insomniac ha seguido el ejemplo de Rocksteady, es decir, dotar al superhéroe de la calidad que atesora en movimientos y combate y rodearlo de un mapa enorme y repleto de eventos en los que pasar tanto tiempo como uno desee haciéndose el héroe. Alabamos especialmente de Spider-Man lo bien que sienta desplazarse por ahí de telaraña en telaraña y la cinematografía de los combates sin estar totalmente escriptados.

God of War

6. Monster Hunter: World

Otro al que le ha sentado de maravilla el salto a un hardware más potente. Capcom tenía ante sí el reto de adaptar el juego más querido de Japón de los últimos años, eminentemente portátil, a consola y PC, que es como se juega mayoritariamente en el resto del mundo. El equipo no se conformó con exprimir esa potencia en el aspecto gráfico para que las bestias fueran más temibles y estuvieran mejor integradas en los escenario, también tomó decisiones de diseño que han servido para hacer que Monster Hunter: World sea un poco más accesible sin renunciar ni una pizca a la épica de la cacería en grupo.

God of War

5. Pillars of Eternity 2: Deadfire

Largo ha sido el desarrollo de la secuela de Pillars of Eternity 2: Deadfire, pero ha merecido la pena la espera. Obvisidian comienza a despedirse de su independencia con un RPG puro que marca el camino por el que debe marchar el género, tomando el relevo a otra genialidad como Divinity: Original Sin 2. Nos quedamos por encima de todo con la historia que nos cuenta y por ese mundo marinero que han construido, aunque precisamente las batallas navales no sean su punto fuerte. Pero el resto de gameplay y de mecánicas es asombrosamente rico, profundo y asimiliable. Como para jugar cientos de horas y no aburrirse nunca.

God of War

4. Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino

Qué gran año para el RPG, aunque lo de Level-5 no se puede etiquetar como tal. Es tan distinto a Pillars of Eternity 2 y a Monster Hunter: World en estilo, en maneras y en propuesta. La ausencia de Studio Ghibli en el proyecto no se ha notado nada, pues sigue siendo igual de dulce, tierno y apetecible. Y sí todo lo que se ha expandido en opciones al incluir dos elementos adicionales como son la gestión de recursos y planificación del reino y los combates de ejércitos con unidades selectas, a lo RTS simplificado. Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino nos ha cautivado.

God of War

3. Red Dead Redemption 2

Y empezamos el top 3 de este 2018 por Red Dead Redemption 2 sabiendo que cualquiera de los tres es el Juego del Año por muchos motivos. Rockstar ha vuelto a poner de manifiesto su excelencia con los mundos abiertos sin depender de la estructura ni de las dinámicas de Grand Theft Auto. RDR2 es el escenario más grande y mejor construido hasta la fecha en un videojuego, que espera vivo y respirando a que el jugador estudie, decida y actúe.

Técnicamente es un juego brillante, inalcanzable en el mimo, el detalle y el trato cuidadoso de cada uno de los elementos, activos o pasivos. Y con todo ello ha logrado un realismo en comportamientos y animaciones que llega a dejarnos atónitos en varias ocasiones. Su banda sonora y su trama, que son una, forman el pegamento final para no desprenderse del mando cuando su pequeño gran fallo aflora: es difícil digerir el ritmo del mundo real en una forma de entretenimiento de tiempo limitado. Pero para maquillarlo llegó un RDR Online que apenas acaba de echar a andar y tiene un potencial enorme.

God of War

2. Super Smash Bros. Ultimate

Nintendo ha estado jugando con fuego todo el año a favor de una estrategia muy arriesgada: guardar sus dos mejores juegos de Switch para las últimas seis semanas del año y reventar las navidades. ¿Y si Super Smash Bros. Ultimate no da la talla? Para remediarlo, Sakurai y su equipo no solo añadieron toneladas de contenido, tanto como para saturar a los espectadores de cada una de sus presentaciones. También rehicieron completamente el juego para evitar comparaciones con la versión de Wii U, de la que no se separa tanto.

Sin embargo, incluir más contenido y hacerlo más bonito es prácticamente una obligación con el paso de generación. ¿Y qué más? Ultimate se ha ganado nuestro favor también con la enésima revisión del sistema de combate, basada en luchadores más pesados a la par que más veloces, y en la variabilidad que aporta el sistema de Espíritus. Porque Smash Bros. también se ha vuelto un juego de alternativas, que solo se despliegan si se invierte en su sorprendente y divertido modo aventura. De nuevo, un jugador solitario tiene motivos para hacerse con un título de peleas. Cuando terminen de refinar el online no habrá ni una pega.

God of War

1. God of War

Al que no hemos encontrado ni un pero es a God of War. Por eso, y por el gran viaje al que nos invitado cogiendo de una mano a Kratos y de la otra a Atreus, lo hemos colocado por encima de los otros dos aspirantes. Qué lejos queda aquella primera presentación del título en el E3, a base de gameplay, que nos dejó más dudas e indiferencia de las que se merecía. Pero qué más da, porque Cory Barlog y sus chicos de Santa Mónica han seguido adelante, confiando en que tenían entre manos el retorno que un dios como este se merece.

Podemos empezar alabando la espectacularidad visual y sonora que han alcanzado, con escenarios mucho más grandes y abiertos que nunca, y su apuesta por simular un plano secuencia propio del cine en una entorno, el videojuego, en el que ellos no tienen el control de las decisiones ni de los movimientos. Magnífico. Seguiremos con la historia tan tierna que hemos vivido con sus dos protagonistas y también, por qué no decirlo, con sus antagonistas. Quienes conocían a Kratos deben entender lo duro que ha debido ser para él tener un hijo, criarlo y hacerlo partícipe de sus miserias.

Pero lo que más nos ha gustado es la acción y el combate. El ritmo es perfecto, los combos son variados y entretenidos, la dificultad es óptima y la enorme amplitud que ha ganado con las runas, las habilidades y la furia consiguen que pase de ser un machacabotones a un juego táctico que te hace estar pensando constantemente en cómo afrontar las batallas. Y así no hay monotonía, ni rutina, ni repetición. Hay situaciones únicas, una detrás de otra, cada cual más emocionante, enriquecida respecto a la anterior. Y así hasta que termina con ese combate final incombustible. No, no acaba ahí, porque después sigue con más y más contenido a tu disposición en este enorme mundo nórdico.

Felicidades, Cory Barlog, Santa Monica Studio y Sony, por este gran trabajo. El Juego del Año 2018 es God of War.

God of War
Skip
Skip
Skip

¿Quieres saber más?

God of WarScore

God of War

ANÁLISIS. Autor: Ricardo C. Esteves

Kratos se reinventa en una de las mejores aventuras de acción de toda la generación.

Juegos del Año 2018: Mejor Juego

Juegos del Año 2018: Mejor Juego

ARTÍCULO. Autor: Redacción

Ha llegado el momento de conocer el GOTY 2018 de Gamereactor, que corona este Top 10 con los mejores juegos del año.