Español
Gamereactor
noticias

Los desarrolladores odian la nueva cuota de instalación de Unity

No nos sorprende mucho, cuando originalmente les costaría dinero cada vez que alguien borrara y reinstalara el juego, lo jugara en dos dispositivos diferentes y más.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Hemos visto muchas discusiones sobre qué parte de los ingresos de un juego se han llevado Epic Games Store, Steam, GOG y otras tiendas digitales a lo largo de los años, pero también hay una parte menos comentada de muchos juegos que necesita su parte del pastel antes de que un desarrollador o un editor pueda empezar a poner el dinero en sus propios bolsillos: los motores de juego. Unreal Engine y Unity son dos de los más populares, y Epic ha modificado el reparto de ingresos en varias ocasiones últimamente. Ahora es el turno de Unity, y definitivamente no está siendo bien recibido.

Una entrada en el blog revela que Unity quiere introducir lo que se llama simplemente Unity Runtime Fees el 1 de enero de 2024. Esto sustituirá a la cuota de ingresos actual, ya que los creadores de juegos tendrán que pagar a Unity una cuota cada vez que sus juegos se instalen en un dispositivo. La tarifa variará en función del tipo de suscripción a Unity que tengan tras alcanzar determinados hitos. Unity afirma que este cambio solo afectará a un pequeño subgrupo de títulos, pero las redes sociales hacen pensar que son más que suficientes los que tienen problemas con él.

Los desarrolladores de Among Us en Innersloth compartieron sus preocupaciones después de que Another Crab's Treasure de Aggro Crab fuera uno de los primeros estudios en manifestarse en contra, y no son los únicos. Massive Monster (creadores de Cult of the Lamb) es uno de los muchos estudios que amenazan con cambiar de motor si esto ocurre.

No es una decisión desmesurada, cuando la idea original era cobrar la cuota cada vez que se instalara un juego y en distintos dispositivos. Afortunadamente, Unity dio un poco marcha atrás en un comentario a Stephen Totilo en Axios, por lo que los desarrolladores/editores solo pagarán por la instalación inicial y no por las demos (a menos que se trate de juegos en acceso anticipado u otras variantes que incluyan el juego completo), los servicios de suscripción y las ofertas benéficas. Aun así, parece que a la gran mayoría de desarrolladores y estudios no les gusta nada esta nueva política, así que será interesante ver si Unity da un giro completo, se echa un poco más atrás o se mantiene firme.

Lo que está claro es que habrá un porcentaje importante de desarrollos (presentes y futuros) que descarten trabajar con Unity y apuesten por otros motores más económicos o accesibles para sus proyectos. Pero migrar trabajos en curso también tiene una cara negativa para el consumidor final, ya que puede que esos motores no estén tan bien documentados o desarrollados, y eso significará retrasos.

¿Qué opinas de la nueva política de tasas y precios de Unity?

Los desarrolladores odian la nueva cuota de instalación de Unity


Cargando más contenido