Español
Gamereactor
artículos
Bayonetta 3

El frío retorno de una Bayonetta 3 que necesita color

PlatinumGames trae de vuelta a Bayonetta con una presentación que dispara las dudas y una Bruja que oculta más de lo que parece.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Una Bruja de Umbra con un aspecto bastante cambiado, más bailonga que nunca y algo menos picantona y atrevida que de costumbre. Bayonetta 3 fue el broche final al Nintendo Direct de septiembre. El juego del que supimos en los Game Awards de 2017 ha vuelto a aparecer con una PlatinumGames que ha sido especialmente hermética pero a la que, por fin, le ha tocado salir a bailar.

Quizá no como muchos esperaban, porque lo cierto es que el primer tráiler ha causado sensaciones bastante encontradas entre la comunidad. Hay quienes tachan lo mostrado como un 'downgrade' respecto a lo que ofrecía Bayonetta 2, quienes señalan la censuradora mano de Nintendo en este tráiler o quienes incluso han visto el futuro y afirman que las dos primeras entregas eran mejores.

Bayonetta 3

Pero todo huele a cortina de humo, a zanahoria de platino para que sigamos el camino que quieren que sigamos. Algo huele a chamusquina aquí, y no es la sangre de los alienígenas-demonios asiáticos que Cereza desparrama por todas partes con sus invocaciones. Es la propia Cereza, su voz y lo que se muestra en este mundo tan gris.

¿A qué juega Bayonetta 3?

Eso se ha preguntado todo el mundo, como también a qué juega PlatinumGames. Pero hay tantas cosas que abordar que uno no sabe por dónde empezar. Lo primero, quizá, lo que más llama la atención: nuestra querida Bruja de Umbra.

Bayonetta luce un diseño con un peinado y una ropa totalmente diferentes a los que lucía en su segunda aventura, ese Bayonetta 2 que salió en Wii U. Del pelo corto al largo, con enormes trenzas y lazo rojo. A simple vista, parece algo que busca infantilizarla más. De hecho, incluso parece algo más joven aquí, a pesar de que no hace más que sumar años.

¿Por qué? La clave está precisamente en su apariencia, porque es un calco de Cerecita, que a su vez es la propia Bruja de Umbra de pequeña, llevada al futuro para que su versión adulta despierte su poder, pero que al mismo tiempo no es ella misma porque ha modificado su línea temporal. ¿Una variante, quizá, como dirían en cierta serie de Marvel? Tendría todo el sentido del mundo, si es que se puede decir algo así con semejante batiburrillo a la vista.

Bayonetta 3

Cobra más sentido cuando oyes en ella una voz distinta y notas que, aunque parece tan fuerte y carismática como siempre, esta vez no se presenta enseñando tanto como otras veces. El tiempo da el atrevimiento, o quizá, simplemente, esta no es la Bayonetta de siempre.

En Platinum se tienen que estar divirtiendo de lo lindo con la confusión creada con el tráiler gameplay, sobre todo para los que hagan uso de memoria y piensen en el teaser de 2017. En aquel veíamos a la protagonista luciendo el aspecto del primer Bayonetta. En dos tráileres, Platinum nos ha mostrado dos versiones diferentes de un mismo personaje, con la total aniquilación de una de ellas. No parece que haya sitio para dudas, Bayonetta 3 va de salvar a Bayonetta coqueteando con diferentes líneas de tiempo.

Bayonetta 3

"Colorea mi mundo"

"Es marrón como Bayo 1", decía mi compañero David antes de que empezáramos a quedarnos boquiabiertos viendo coreografías imposibles de tortas, bailes y peleas de 'kaijus' llenando la pantalla. Resulta curioso que la tercera entrega se muestre en movimiento con una paleta de colores tan reminiscente del primer juego, más aún cuando su carta de presentación lo mató tan claramente.

Pero hay un detalle, uno que Platinum colaba sin avisar y para los ojos más avispados. Porque de esa paleta de grises, verdes y marrones se llega a pasar a una sección en tren con un color vibrante e intenso. Semejantes extremos en un mismo juego deben ser por algo, y quizá la clave esté en una de las pistolas de nuestra Cereza, o en lo que esta reza: "Colorea mi mundo."

Bayonetta 3

Tendremos que hacer caso a esas pistolas que marcan una "P" en el primer enemigo que el juego muestra. Quizá porque esta vez tenemos que quedarnos con una versión más joven de la Bruja para que salve su futuro. Sola, o en compañía de sí misma. Porque, ¿qué mejor forma de superar todas las expectativas, como promete Kamiya, que multiplicar por tres a la bruja?

Lo insinúa su logo, con una luna llena rota acompañada de una menguante y otra creciente. Lo insinúa su propio nombre y hasta lo insinúa una consola que está pensada para facilitar el juego en cooperativo. Quién sabe, quizá Bayonetta 3 no solo esté cogiendo algunos detalles prestados del cancelado Scalebound, como el control total de las espectaculares invocaciones mientras la protagonista baila o la silueta del final del tráiler. Quizá dé más sentido a un juego cooperativo con varias Bayonettas que llenen este mundo de color.

Porque, en el fondo, ese es justo el problema que se le achaca. Nadie le ve un color claro a Bayonetta 3. Hay quienes lo ven demasiado verde como para estar a la altura de la franquicia. Otros, directamente lo ven todo muy negro. Y en realidad, todavía es pronto para que nadie pinte nada aquí, salvo Platinum.

El equipo ha dado las pinceladas justas, y con calma. El mundo que ha pintado pide más color, pide que se lo demos nosotros. Para cuando nos toque coger el pincel, dentro de un año, esta Cereza ya habrá demostrado que es esa Bayonetta que muchos echaban de menos, y estaremos deseosos por hacer caso a su pistola.

Bayonetta 3

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.