Español
Gamereactor
guías
The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom - Guía de la casa de tus sueños

Un momento, ¿cómo que la casa de Breath of the Wild ya no es propiedad de Link? Ah, espera, que ahora hay mucha más posibilidades de construcción y personalización...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Muchos de vosotros habréis hecho una cosa nada más poner los pies en la Superficie de Hyrule en el fantástico The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom: ir a la casa que le construisteis a Link en la aldea Hatelia en Zelda: Breath of the Wild. Porque el sentido de la propiedad es así, y quizá con la curiosidad de ver si todo está como lo dejasteis. Pues bien, si estás leyendo esto es porque ya lo sabes: ¡Sorpresa! ¡Zelda se ha quedado con tu casa!

"Pero, si está desaparecida, ¿no me puedo quedar allí?" Bueno, podrás echarte una siesta, leer su diario a hurtadillas e incluso colarte en su pozo, y así sabrás más sobre la escuela que construyó en el pueblo y a lo mejor te llevas un par de vestimentas y accesorios exclusivos. Pero nada de personalizar la vivienda, nada de ponerle expositores de armas y escudos.

¿Entonces? Pues si Tears of the Kingdom intenta ser más y mejor en todos los aspectos, no iban a descuidar algo que gustó tanto de su predecesor, ¿verdad? Todo lo contrario: construir y personalizar tu casa en el nuevo Zelda es una gozada. Un proceso más completo, más creativo, más personal, que casi parece sacado de un simulador social como Los Sims o Animal Crossing, y que encima emplea las nuevas mecánicas principales de TotK.

¿Quieres saber cómo montarte tu casita modular en una parcela cerca de la aldea Arkadia? Sigue con nosotros...

Publicidad:
The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom
Link, orgulloso de su casoplón modular.

Cómo desbloquear Construcciones Karid y conseguir la parcela de Link

Parece que Link y Zelda estaban juntos, pero no revueltos, en la historia de Tears of the Kingdom, cuando llega la Catástrofe bajo el castillo. No sabemos cómo han acordado que la vivienda del héroe sea ahora propiedad de la princesa, si ha sido un mandato real, una expropiación en toda regla o vaya usted a saber. Lo que sí sabemos es que, aparte de su casita en Hatelia, Link también ayudó a construir y fundar la aldea de Arkadia durante sus aventuras en Breath of the Wild, algo por lo que tanto sus habitantes como la constructora y promotora están eternamente agradecidos. Aquí empieza nuestra nueva aventura.

Lo primero que debes hacer es naturalmente pasarte por Arkadia, que como otros lugares en Hyrule, ha cambiado bastante estos años. Situada en el centro del lago del mismo nombre, y a medio camino entre la región de los Zora y el laboratorio de Akkala, la aldea Arkadia mantiene su gran espíritu de comunidad y su interés por la construcción y la expansión. Sus habitantes originales (aquellos que fichaste de las distintas tribus y cuyo nombre debía empezar por "Ka) siguen viviendo allí e incluso algunos han tenido hijos. Además, junto al pantano de Tarin se ha instalado una zona de construcción para ampliar las infraestructuras y dar trabajo a más ciudadanos.

The Legend of Zelda: Tears of the KingdomThe Legend of Zelda: Tears of the Kingdom
Ayuda a Kariele: es un encanto.
Publicidad:

El problema es que, cuando llegas a Arkadia por primera vez, Kaenne y Karid, dueños de Construcciones Karid, no pueden atender tus necesidades por muy expertos en la construcción que sean, por muy agradecidos que estén todavía, o por más carteles hayas ayudado a Kabalit a sujetar por el mundo para hacerles publicidad. ¿Es que tienen mucho lío con el fuerte vigía y las atalayas? Qué va, resulta que han tenido una hija, Kariele, y lo primerito es ayudarla a emanciparse. O, al menos, marcharse un tiempo a la Ciudadela Gerudo, que es lo que hacen las niñas a su edad hasta que se convierten en shiak en condiciones.

Por suerte Kariele es una niña estupenda y no te mete en líos tremendos. Simplemente quiere hacerse mayor antes de tiempo. Primero, tendrás que ayudarla con sus clases de gerudo: las recibe de su abuela, la yaya Mohna, en el centro del pueblo durante el día. Antes de ir, te recomendamos que consultes nuestro diccionario gerudo-español de Gamereactor.

A continuación, Kariele querrá ayudar a su padre en la obra, pero el vigilante del monorraíl no la dejará ir sola por ser menor de edad. Kariele te pide que "le tapes los ojos" pero... ¿cómo hacerlo? Seguro que, como en tantas cosas en Zelda: TotK, hay varias formas, y nosotros intentamos usar los carteles de publicidad de Karid (había unos en su trastero que sacamos desde dentro, colándonos por la cueva), pero no funcionó. Entonces se nos ocurrió lanzar una seta exhaladora, que montó tal humareda que la niña se subió al vagón sin ser vista. De nuevo, ¡seguro que hay más maneras!

En la zona de construcción presenciarás el encuentro entre Kariele y su padre, y después la familia te invitará a un precioso viaje en globo presenciando el amanecer a modo de despedida de la niña. Con su "¡Sawooru a todos!, Kariele partirá para la ciudadela y sus padres volverán a atender la empresa. ¡Uf!

The Legend of Zelda: Tears of the KingdomThe Legend of Zelda: Tears of the Kingdom
Algo que todo padre tiene que aceptar, aunque las niñas gerudo se van de casa muy pronto.

Zelda: TotK en modo Animal Crossing: Cómo construir la casa de tus sueños

Una vez pasado el trago de despedir a su hija, podrás encargar tu casa a Kaenne, que de inmediato asignará a su empleado Karanthe para ayudarte. Él estará siempre disponible en un tenderete junto a la parcela de Link, un terrenito muy apañado y ya desbrozado que le han preparado al sureste de la aldea Arkadia, sobre el paso de Kaepora y a mano del santuario de Rasitaqi'u, que naturalmente será el que usarás desde ahora para viajar rápidamente a tu casa.

Aquí empieza lo bueno, la misión La casa de tus sueños. La gran diferencia esta vez es que no te construyen una casa predefinida por fases en la que solo cambias el orden, sino que puedes elegir las partes y cómo colocarlas. Esas partes se llaman módulos y los puedes distribuir como quieras (dentro de la lógica y ciertas reglas) usando tu propia Ultramano. Eso sí, siempre tendrás que respetar la parcela asignada y emplear un máximo de 15 módulos.

The Legend of Zelda: Tears of the KingdomThe Legend of Zelda: Tears of the Kingdom
A estas alturas ya dominas eso de mover, girar y pegar cosas con la Ultramano. Cuando es tu casa tienes más cuidado.

Por pocos cientos de rupias podrás empezar a comprar módulos y a probarlos sobre el terreno directamente. Con la Ultramano y Acoplar verás lo fácil que es ir montando una casa a tu gusto. Recuerda que puedes vender objetos (por ejemplo minerales y piedras preciosas) a Karanthe una vez iniciado el proceso de construcción, y que también es posible guardar módulos que no uses.

Desde aquí, el límite es tu imaginación... y esos 15 módulos, con la condición añadida de que los vayas acoplando por donde tengan hueco, que no querrás hacer espacios cerrados. Además, cuando hagas tu primera construcción, te regalarán la tela de Construcciones Karid para la paravela.

The Legend of Zelda: Tears of the KingdomThe Legend of Zelda: Tears of the Kingdom
Tendrás que elegir los módulos que quieres sí o sí. Estos son los precios y hay algún truco, como poner una escalera al revés para que sirva para bajar a un sótano.

Nosotros, por ejemplo, estamos encantados con nuestra casita modular de una zona principal diáfana con tres espacios triangulares para darle un toque Trifuerza y con el dormitorio arriba a modo de dúplex. Dicho esto, claro, como en nuestro diseño es indispensable contar con dos expositores de espadas, uno de arcos y otro de escudos (porque tenemos muchas armas legendarias de las que presumir), pues no hay manera de poner una efigie de la Diosa, una galería de arte (con un cuadro personalizado en base a una foto de tu tableta de Prunia) o una cocina. Eso sí, adoramos nuestro estudio, el establo donde guardamos a nuestro caballo favorito, el jardincito con parterre, o el estanque con forma de 'L' donde siempre nada una carpa tricolor.

En nuestro hogar, nos pasamos las horas muertas escuchando la preciosa versión lenta del tema musical de los interiores de Ocarina of Time. ¡Cuánta paz sin pensar todo el rato en la amenaza de Ganondorf!

Y vosotros, ¿cómo estáis diseñando la casa de vuestros sueños para Link?

The Legend of Zelda: Tears of the KingdomThe Legend of Zelda: Tears of the Kingdom
Izquierda: la carpa tricolor de tu estanque. Derecha: Nuestra casa modular, orientada al estilo Feng Shui.
The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom
La espada de Biggoron merece estar expuesta en el salón.

Contenido relacionado

The Legend of Zelda: Tears of the KingdomScore

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

ANÁLISIS. Autor: David Caballero

Una ambiciosa Nintendo vuelve a la tierra de Hyrule ya explorada para contar una emocionante leyenda de Zelda mientras despliega el sistema de puzles más divertido e ingenioso de toda la serie.



Cargando más contenido