Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
artículos
Minecraft

La historia completa de Minecraft, bloque a bloque

Revivimos una década de 'crafteo' y minería pixelada con la joya de la corona del estudio Mojang y ahora de Microsoft.

  • Ben LyonsBen Lyons

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Son pocos los juegos capaces de mantener nuestra atención durante una década. Por lo general, tras un par de años, se crea una secuela o continuación para recoger el testigo y garantizar la supervivencia de la franquicia, lo que viene a ser una 'evolución digital'. Sin embargo, hay quienes se resisten a cumplir con esta tradición y logran crear un juego tan único que puede vencer los estragos del tiempo. Minecraft no es una excepción, y desde su creación hace justo una década ha vendido cientos de millones de copias, todavía reuniendo a la friolera media de más de 90 millones de jugadores al mes. Para conmemorar un título del que han bebido tantos otros y estudiar la trayectoria del segundo videojuego más vendido de toda la historia, hemos creado una cronología de los diez primeros años de vida de Minecraft.

Cuando Markus 'Notch' Persson comenzó a crear Minecraft, se trataba únicamente de un proyecto secundario inspirado por algunos de sus juegos preferidos, tales como Dwarf Fortress y Dungeon Keeper. De hecho, la idea de Minecraft partió de un juego anterior, Infiniminer, un título creado por Zachtronics Industries cuyo desarrollo por desgracia perdió apoyos por mayo de aquel entonces, más o menos cuando Notch empezó a crear Minecraft. Cuando Notch descubrió Infiniminer, fue tal su experiencia que decidió que "era el juego que quería hacer".

Por esas fechas, Notch trabajaba en jAlbum.net, un portal donde se podían crear y compartir álbumes de fotos, por lo que el juego no era su prioridad. No obstante, esto no le impidió introducir añadidos y mejoras constantes a la que fue la primera versión de Minecraft. El 17 de mayo de 2009, Notch se sentía tan satisfecho con su trabajo que decidió someterlo a la opinión pública, lo que llevó a su estreno en TIGSource Forums, una comunidad que sirve de escaparate para que los desarrolladores amateur puedan compartir sus creaciones y recibir comentarios. Esta edición del juego pasó a conocerse como Minecraft Classic, y fue la piedra angular de un juego que llegaría a mover millones y millones.

Minecraft
Estos diez años han dado para mucho.

Mientras creaba Minecraft Classic, Notch se refirió al proceso como "una especie de borrador de código". Se refería a que solía comenzar poniendo el código en la pantalla para poder jugar con él antes de decidir si le era útil y podía implementarse en el juego completo. "Lo cierto es que Minecraft empezó con un juego de estrategia con perspectiva isométrica", reveló en una entrevista cuando hablaba de los primeros pasos del desarrollo del juego, que resultó ir muy fluido por un tiempo.

Durante el año siguiente, Notch hizo un esfuerzo aún mayor al incorporar varias actualizaciones como la inserción del factor supervivencia, que no hicieron sino añadir más sustancia a la experiencia. Entonces se empezó a hablar de la posible llegada de un jefe final, que no fue otro que el Enderdragón (antes conocido como Dragón del Fin). Fue por el 28 de junio de 2010 cuando el desarrollo de Minecraft alcanzó otro nivel al entrar en fase alfa. Con las ventas por las nubes, muy superiores a lo que nadie hubiera imaginado, Notch abandonó su trabajo en jAlbum y dedicó todo su tiempo a hacer su sueño realidad. Al encontrarse toda su atención ahora centrada en el juego, llegaron más actualizaciones que añadieron nuevos objetos, bloques, criaturas e incluso el sistema de 'crafteo' que todos conocemos. El 11 de diciembre de 2010, Notch pasó a dedicarse plenamente a Minecraft. Fundó un estudio llamado Mojang y contrató a un puñado de programadores con talento para que hicieran su juego incluso mejor, lo que les llevó a alcanzar la fase beta el 20 de diciembre.

A lo largo de 2011, Mojang (con Notch a la cabeza) siguió lanzando actualizaciones constantes en el servidor de Minecraft, con las que llegaron nuevos contenidos, nuevos 'hosts' para el servidor y hasta una nueva mecánica para el final del juego, que nos animaba a vérnoslas contra el imponente Enderdragón. El juego gozaba de tal éxito llegados a este punto que el equipo creyó conveniente lanzar Minecraft: Pocket Edition en Android el 16 de agosto, mientras que la versión para iOS vio la luz el 17 de noviembre. Así fue como el juego desembarcó en los móviles, la segunda plataforma en la que se estrenó. Huelga decir que su estreno no flaqueó en ningún caso, pero el 1 de diciembre de 2011, Jens 'Jeb' Bergensten pasó a ser el diseñador jefe del juego, ocupando el puesto de un Notch que ya no tenía control absoluto sobre los aspectos creativos de Minecraft.

Minecraft
Todo el mundo encaja en Minecraft, Vengadores incluidos.

A comienzos de 2012, Mojang incorporó a sus filas varios desarrolladores de CraftBukkit (una conocida plataforma de servidores), así como su herramienta de edición de servidores, según se dice. Todo con vistas a mejorar los servidores del juego. También fue el año en el que Minecraft llegó a consolas. 4J Studios creó una versión del título para Xbox 360, que se estrenó en la anterior consola de Microsoft el 12 de mayo y fue uno de los titulares de la promoción Xbox Live Arcade NEXT. Junto con el estreno del port llegó una de las primeras actualizaciones con nombre propio, Hielasangre, que introdujo montones de criaturas nuevas con las que pelear.

La versión de PS3, también por cuenta de 4J Studios vio la luz el 17 de diciembre de 2013. Sin embargo, no fue ese el mayor hito en la historia de Minecraft de ese año. Los fans más asiduos recordarán 'La actualización que cambió el mundo', con la que pudimos explorar nuevos biomas y muchas otras novedades como los caballos de la versión Java del juego. Esta actualización en concreto cambió nuestro concepto de Minecraft, que pasó a ser un juego de exploración en toda regla al permitirnos viajar y descubrir nuevos y emocionantes lugares que hasta entonces eran inaccesibles.

El arranque de 2014 fue tranquilo para Minecraft, con algún que otro añadido como la actualización Bountiful (en un alarde de generosidad), que introdujo más elementos de supervivencia y nuevos bloques. Pero cuando pasó el verano, la cosa se fue de madre. La Edición Mejorada aterrizó en Xbox One el 5 de septiembre haciendo gala de mundos más amplios. Pero lo que realmente marcó el futuro del juego fue lo que sucedió dos semanas más tarde. El 15 de septiembre de 2014 Microsoft compró el estudio Mojang y se hizo con todos sus derechos en un acuerdo de 2.500 millones de dólares. Todo empezó con un tuit de Notch (por aquel entonces todavía accionista mayoritario), donde buscaba algún comprador interesado en su empresa tras recibir críticas de sus fans por "hacer lo correcto". Se entiende la controversia, ya que cuando se sigue un juego lo normal es confiar en que sus creadores sepan lo que es más conveniente para sus obras. Pero hay veces en las que se necesita algo de ayuda extra, algo para lo que Notch no se mostraba muy dispuesto. "Era evidente que no había entendimiento. No tengo la relación que creía sentir con mis seguidores. A veces se me hacía una carga", dijo en una entrevista tras la venta. Fuera como fuese, este cambio puso los cimientos del Minecraft que conocemos hoy en día.

Minecraft
Con Microsoft al frente, lo de las skins de Halo era cuestión de tiempo.

En 2014 también fuimos testigo de la llegada de Minecraft a PS4 y PS Vita, en ambos casos a cargo de 4J Studios. Resulta especialmente digna de mención la presencia del juego en todas las plataformas de Sony, que rara vez trabaja con Microsoft. Por una vez los dos colosos del videojuego fumaron la pipa de la paz, y podría decirse que Minecraft se convirtió en un punto de partida de cara al tema del cross-play (ya hablaremos de él) y la unión de fuerzas que vendría más adelante.

Con el 2015 llegó un período de más calma marcado sobre todo por la transición tras la compra, lo que se tradujo únicamente en el estreno de Minecraft: Story Mode, desarrollado por Telltale, además del port para Wii U. La entrega creada por Telltale fue de especial relevancia en la historia de Minecraft no solo como experiencia jugable, sino por su posterior adaptación como serie interactiva de Netflix, lanzada en 2018. Este spin-off, independiente del juego como tal, fue el primer indicio de lo que estaba por llegar en la franquicia de Minecraft, una muestra de todo el potencial que auguraba un futuro repleto de productos ligados al título. De hecho, la serie de Netflix resultó ser el último proyecto interno en el que trabajó Telltale antes de quebrar y desplomarse bajo el peso de las exigencias del mercado.

Desde la colaboración entre Mojang y Telltale, la variedad de merchandising de Minecraft se escapa a la imaginación de cualquiera. Los fans pueden hacerse con juguetes Lego basados en Minecraft, ropa, sábanas, pantallas de lámpara, mandos, figuras, fundas para móvil y básicamente cualquier cosa que te venga a la mente.

En 2016 Minecraft tomó un rumbo nuevo. La nueva Education Edition llevó Minecraft a las aulas, participando en la formación de los jóvenes en las materias clave (e incluso otros contenidos como la poesía) a través del juego. Del mismo modo, también se le dio uso para sentar las bases entre los jóvenes programadores en potencia, enseñándoles cómo utilizar la Redstone en el juego. Fue la primera de las muchas ocasiones en las que hemos visto el papel de los videojuegos en el panorama educativo. Y, por si fuera poco, 2016 también fue el año en el que los osos polares llegaron a Minecraft. Ya era hora.

Imaginamos que ya estás harto de tanto port nuevo, pero todavía quedan unos cuantos. A partir del 11 de mayo de 2017 por fin pudimos jugar a Minecraft en Nintendo Switch, y el 13 de septiembre apareció en 3DS. Sin embargo, para encontrar lo realmente jugoso de este año, hay que cavar hasta lo más profundo del juego. Desde su estreno, las ediciones Pocket se servían del sistema conocido como Bedrock. El 31 de julio, las versiones para móviles se quedaron simplemente como 'Minecraft' y el resto de plataformas también pasaron a utilizar el motor Bedrock. De este modo, todas las versiones del juego usaban el mismo sistema, por lo que se les dio el nombre de "Bedrock Edition" de manera conjunta. Fue por aquellas fechas cuando se introdujo el crossplay entre todas las plataformas (con la excepción de Switch y PlayStation) gracias a la actualización Mejor Juntos (Better Together).

En 2018 el ritmo también fue lento. Los creadores echaron el rato recreándose en los océanos mientras montaban la actualización Acuática, que hizo del mar un auténtico abanico de vida, geología y eventos. Además, Switch se unió a la fiesta de Mejor Juntos, lo que enriqueció aún más el cross-play. Minecraft fue uno de los primeros juegos de peso que realmente puso la tilde sobre la posibilidad de cross-play entre consolas. Estrechó lazos entre titanes del videojuego cuya actitud hasta entonces había sido hostil, preparando el terreno para otros títulos con crossplay como Fortnite. Aunque Sony se mantiene reacia en este sentido, el vínculo entre Microsoft y Nintendo parece hacerse más y más fuerte, sin duda gracias al poder que tiene Minecraft para unir a la gente.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Precisamente para celebrar este don para forjar comunidades queremos fijarnos ahora en el impresionante revuelo cultural que se ha montado con este juego de bloques. El juego de Mojang cuenta con una de las comunidades más devotas y entregadas del mundo del videojuego, desde los incontables streamers y creadores de contenido de renombre hasta la convención Minecon.

Y luego están las imitaciones y clones inspirados por el juego. Resulta inimaginable el que, mientras Notch montaba las primeras líneas de código, predijera la vasta prole que tendría su obra, y sobre todo el éxito desmesurado del que gozan algunos como Roblox y puede que también el esperado Hytale (con un enfoque aún más orientado al streaming). Y no solo eso: a Minecraft no debe temblarle la voz al posicionarse como un pionero de los battle royale, puesto que un mod inspirado en Los Juegos del Hambre incorporó este modo al juego mucho antes de que nacieran Fortnite, PUBG y cía.

Además, ya puestos a hablar de los mods, Minecraft dispone de una comunidad entera centrada en mejorar y construir nuevas partes del juego por cuenta propia. Vale que de momento quede limitado a las versiones del juego para PC (Java y Windows 10), y que en la de Windows 10 hasta se ofrezcan incentivos en forma de pago para compensar el esfuerzo de los modders que hagan de creadores en ciernes. Por último, cabe destacar los monumentales proyectos de las comunidades del juego, mundos que reúnen auténticas masas de gente que trabajan codo con codo para levantar construcciones extraordinarias. Encontramos un buen ejemplo en el enorme museo interactivo construido por Blockworks, un equipo especializado en construcciones de Minecraft. Cosas así recogen a la perfección la mismísima esencia de este título tan querido, resumiendo los 10 años de su historia en una estructura con forma de colmena, como un parque temático pixelado sacado de tus sueños.

Minecraft
Minecraft Classic se lanzó simplemente como un juego de navegador. Y fíjate cómo luce el juego hoy en día.

Tras este viaje por el tiempo, hemos llegado a nuestros días en 2019. Hasta la fecha, nos ha llegado Village and Pillage, la actualización que añade al juego nuevos bloques, criaturas, NPC e incluso equipo, y eso que no llevamos ni medio año. Para conmemorar el décimo aniversario, Mojang también ha estrenado una versión para navegadores web del Minecraft clásico que Notch creó hace tantos años, jugable para todo el mundo de manera gratuita. A los fans más curtidos les alegrará saber que es una versión muy buena del original, que nos da la oportunidad de dar vida a nuestras ideas con los icónicos 32 bloques que se incluyen. Además, esta versión ofrece la opción de elegir diferentes tamaños de mapa, de modo que podamos probar el juego sea cual sea la potencia de nuestro PC. Desde nuestra experiencia, hasta los mapas más grandes corren bien, con tirones muy ocasionales, algo impresionante al tratarse de un juego completo ejecutado en un navegador. Para hacernos una idea, hemos hecho capturas de la versión para navegadores y las hemos comparado con la de móviles (que corre sobre Bedrock, como el resto de versiones).

Ya no hay más historia en la que perdernos con un juego que bien podría durar un milenio, pero su futuro aún está por escribir y tan solo podemos imaginarlo. En lo que a nosotros respecta, nos encantaría ver nuevos vehículos dentro del juego, algo así como una moto de cross o, ya puestos, un planeador para que cubrir largas distancias sea más cómodo. Puede que incluso seamos testigos de la llegada de los mods a las ediciones Bedrock de todas las plataformas.

Dejando a un lado el título original, también hay muchos otros contenidos en el horizonte. Este mismo año llega a PC el nuevo dungeon crawler de acción y aventura Minecraft: Dungeons. No es que sepamos mucho al respecto por ahora, pero sí que en grupos de hasta cuatro jugadores podremos hacer frente a hordas de criaturas mientras usamos armas encantadas y exploramos los biomas que ya conocemos del juego, a la vez que unimos fuerzas para librar a los aldeanos del malvado Arch-Illager. Viene a ser el equivalente 'minecraftiano' de The Binding of Isaac, salvo que en lugar de monstruos asquerosos que dan mal rollo, nos las veremos con creepers y arañas, algo menos espeluznante. Por otro lado, los amantes del séptimo arte tiene la vista puesta en la película de Minecraft, que apunta al 2022 para llegar a las salas de cine.

Minecraft
Podemos descargar gratis este Mapa de Aniversario para celebrar una década de Minecraft.

El futuro de Minecraft está en manos de Mojang y su comunidad de seguidores, pero hasta entonces también podemos entretenernos con el recién anunciado Minecraft Earth, un título de Realidad Aumentada que traerá todas experiencias tan únicas y divertidas del conocido juego al mundo real. Podremos recoger bloques que nos permitirán erigir estructuras para que todos las vean, en un mundo de realidad mixta donde la cooperación y la creatividad tienen su recompensa. ¿Te pica la curiosidad y te gustaría hincarle el diente? Entonces puedes apuntarte para probar la beta, que dará comienzo en verano para los afortunados que puedan participar.

Por último, si todavía te queda hueco para más Minecraft, marca en el calendario el 28 de septiembre de 2019, fecha en la que tendrá lugar el próximo evento Minecraft Live, que será emitido en todo el mundo a través de las plataformas principales. Según nos consta, la presentación durará 90 minutos y vendrá cargada de novedades, apariciones de los creadores de contenido de mayor renombre, secciones antes y después del show y un esperadísimo panel para la comunidad como broche de cierre.

Pues ya lo veis, hay suficiente contenido Minecraft en el horno como para que el juego no pierda la frescura que tenía cuando Notch nos presentó aquellos 32 bloques del Minecraft Classic por primera vez hace una década. No tiene pinta de que vaya a desmoronarse el universo en el que se ha convertido, así que confiemos en otros 10 años así de buenos, y en un juego que no pierde su capacidad para ganarse un hueco en el corazón de niños y adultos por igual.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

loading next content