Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
FIFA 19

Análisis de FIFA 19 para Nintendo Switch

¿Mejora en su segunda temporada el decente debut de la serie FIFA en Nintendo Switch?

Facebook
TwitterReddit

FIFA 18 para Nintendo Switch supuso una especie de revelación, al menos a su manera. En sus formas híbridas. Si bien no se podía comparar con la gran entrega del año pasado para PC, PS4 y Xbox One, sí que ofrecía una experiencia de fútbol muy satisfactoria en línea con el tipo de partida posible en la consola de Nintendo. Le faltaba el modo historia, El Camino (The Journey), y estaba montado sobre el viejo motor de la franquicia, de modo que no contaba con las características y los avances de gameplay que dependían, según EA, directamente del motor Frostbite. Aun así, su fútbol era muy bueno, con el toque adicional de que podías jugarlo en cualquier lugar.

Y vaya que si jugamos. Algunos en cualquier lugar, pero en nuestro caso personal, en casa, mientras se dormían los niños, sentados en el último escalón de la escalera, pasando varias temporadas del modo Carrera con la Switch entre manos en modo portátil. De esa forma llevamos al Norwich FC de la segunda división del fútbol inglés hasta lo más alto de los torneos europeos, cambiando prácticamente a toda la plantilla durante una campaña de dirección técnica que abarcó hasta tres años de competición in-game. Poder jugar un FIFA decente en una portátil por primera vez (aquella versión de Vita era pasable, nada más) volvió a prender nuestro afecto por la serie.

Por todo esto agarramos con muchas ganas la versión final de FIFA 19 para Nintendo Switch, deseando engancharnos a otra campaña, en esta ocasión potenciada por todas las mejoras de gameplay que siempre se pueden esperar de una nueva entrega de la serie. Después de todo, el primer FIFA para Switch no era perfecto, de modo que habría margen de mejora y refinamiento de la experiencia.

Esta versión de FIFA 19 vuelve a ofrecer el juego portátil como su principal atractivo, así que la sensación de novedad se ve un poco resentida; una pena que no haya otra cosa verdaderamente significativa para hacerlo destacar. En cuanto al sistema de juego notamos poca evolución, y cuando en la rama principal de la serie se pueden advertir las mejoras, todos los sistemas en Switch parece que van un poco justitos. Hasta el punto de que cazamos un buen puñado de bugs pequeños pero molestos, errores que terminaban por romper la inmersión que el juego es tan bueno en conseguir.

FIFA 19

Las celebraciones de los goles, por ejemplo, suelen incluir jugadores que repiten las mismas animaciones varias veces, otros que atraviesan la red de la portería y otros que se atraviesan entre sí. Otro fallo frustrante es que desaparezca por completo el cursor que indica el jugador seleccionado, así como algunos problemas de conexión con el Joy-Con izquierdo (aunque quizá EA no tenga tanta culpa en esto). También se apagan extrañamente las voces de los comentaristas, y asimismo desaparecen las repeticiones o los marcadores y el reloj del partido. Son problemas derivados de una clara falta de pulido final y garantía de calidad, que se notan especialmente en una serie que siempre ha sobresalido en cuestiones de presentación.

El resto de la misma está bien, con una interfaz de usuario renovada y limpia y unos menús que vuelven a convencer, pero cuando empieza a rodar el balón no se trata de la experiencia más fina. Al menos los gráficos han mejorado un poco (se ve especialmente bien en modo portátil y pierde en la pantalla grande) y el conjunto queda bastante resultón, principalmente gracias a algunas animaciones muy buenas de los futbolistas. Vale que las texturas son borrosas y el público parece de plástico, pero en general la versión de Switch rinde bien en lo que más importa.

Aún no hemos terminado nuestra primera temporada de la campaña, pero todo resulta bastante familiar, lo que es una pena porque es nuestra parte favorita del juego y un refresco anual siempre adereza las cosas. FUT, por otro lado, sigue repleto de sistemas complejos funcionando entre sí para que los jugadores se vayan montando su equipo ganador a base de completar desafíos, si bien no entendemos por qué faltan aquí cosas como Division Rivals. El modo pay-to-win de EA te permite crear un club empleando sobres de jugadores y potenciadores de rendimiento, todo impulsado por esa emoción de desbloquear una recompensa aleatoria. Algunos de esos retos son demasiado quisquillosos, pero aun así hemos disfrutado de abrir los packs y construir un equipo con sus contenidos. También lo pasamos bien jugando sin gastar, pero lo cierto es que no veníamos a competir seriamente.

FIFA 19FIFA 19

Lo que nos ha encantado son los nuevos modos introducidos por el Kick Off 2.0 (es decir, el nuevo Partido Rápido), y además Switch viene con algún extra, como El Rey de la Colina. En este espacio puedes ajustar las reglas de la casa para cambiar la dinámica de los partidos, incorporando normas o restricciones para que sean más alocados, emocionantes, justos o injustos. Está el modo supervivencia para eliminar jugadores del equipo que marca gol, el que solo vale marcar de cabeza o volea, o incluso la modalidad sin faltas ni fuera de juego, como en la calle. En nuestro caso apostamos por la selección aleatoria de equipos, que combinamos con los otros modos durante una tarde de juego local en el salón de casa que salió genial. Si eres ese tipo de fan de FIFA, el que solo busca invitar a los amigos para echar unas pachangas con unas cervezas, creemos que vas a sacar mucho provecho del nuevo Partido Rápido.

Por último, no podemos dejar de mencionar la incorporación de la Champions League, pues EA la exprime en cada ocasión. Para ponerla a prueba cogimos varios de los mejores equipos de toda Europa, y notamos que las mejoras en la IA suponen un avance, tanto en diversión y posibilidades, como a la hora de aportar un poco más de personalidad a estos equipos de élite. Dicho esto, los porteros no son tan fiables como esperábamos, pues encajan goles bastante blanditos en ambas porterías. Quizá sea un ajuste para acoger los nuevos disparos con momento de finalización, que requieren un poco de entrenamiento y unos cuantos tiros malísimos hasta que los dominas En general, jugar contra la IA es un tira y afloja bastante fluido, con gancho... y con una enorme dificultad para los que se atrevan con Clase Mundial.

Con todo, la mano de pintura, la UCL, los retoques en la IA y el puñado de nuevos modos multijugador -divertidos pero solo para juego en local- no son suficientes para deslumbrarnos, lo que combinado con los problemas técnicos que hemos tenido durante toda la semana, hace que FIFA 19 nos esté dejando un pelín fríos. Es un buen juego de fútbol, y portátil, pero EA tendrá que ponerse las pilas en los próximos meses (¿quizá adaptando por fin Frostbite a Switch?) si quiere que esta versión no termine relegada al banquillo.

07 Gamereactor España
7 / 10
+
Las nuevas reglas personalizadas dan para partidos muy divertidos, los ajustes de la IA aportan personalidad a los equipos, el juego en general sigue siendo consistente.
-
El modo Carrera necesita frescura, esta versión no mantiene el ritmo de la serie principal en cuanto a innovación y contenido, los bugs estropean la inmersión.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países